sábado, noviembre 26, 2022
Inicio Blog

LA DIABLADA DE PÍLLARO, PANDEMIA E INSURGENCIA

0
Imagen destacada Fernando Endara
Fernando Endara periodista de la Disputa

Palabras claves: Diablada de Píllaro, Ecuador, Pandemia.

La “Diablada Pillareña” es una fiesta popular y patrimonial celebrada en Píllaro- Tungurahua los 6 primeros días del año. Una celebración arraigada en la costumbre de los pillareños y pillareñas que, desde el mes de agosto, inician los preparativos para cada diablada.

El 2020 fue un año inusual, extraño, patológico. Una peligrosa enfermedad se propagó entre la humanidad poniendo en peligro incluso, la pervivencia de la especie. El virus de la COVID-19 tiene consecuencias imprecisas, peligrosas y letales en muchos casos,  que obligó a los gobiernos del mundo a tomar medidas sanitarias y restrictivas para salvaguardar la salud y la vida de sus poblaciones. En este contexto, se vieron sorprendidas las prácticas culturales comunitarias enmarcadas en fiestas tradicionales, rituales, morenadas, inti-raymis, diabladas, etc. Prácticas culturales que tuvieron que adaptarse a la normativa legal y a la tecnología para perpetuar su tradición, su gusto y su fiesta. La “Diablada Pillareña” 2021 no pudo realizarse en sus magnitudes acostumbradas, sin embargo, existieron actividades presenciales y virtuales que permitieron resignificar la tradición y perpetuar una identidad local y rural que se resiste al olvido.

En situaciones normales, la Diablada es una fiesta que aglutina a miles de bailadores y espectadores. Cientos de personas conforman grupos de baile o comparsas denominadas “Partidas” que representan a los barrios o caseríos rurales, campesinos o periféricos del cantón. Cada partida tiene una banda de pueblo[1] y varios disfrazados o personajes: diablos[2], parejas de línea[3], guarichas[4], capariches[5] y chorizos[6]; cada disfrazado sigue un código específico y particular en la fiesta. Las partidas se concentran en sus respectivos barrios o caseríos y “bajan”[7] o se desplazaban bailando desde estos lugares rurales, campesinos o periféricos hasta el centro de la ciudad, para tomarse con bailes y símbolos (Espín 2019) las calles principales del casco urbano, las de la administración política y religiosa, la vía pública por excelencia, el contorno del parque y la iglesia. Las partidas se toman de manera simbólica la ciudad para recordar el importante papel de los habitantes de los barrios rurales, caseríos o periféricos que, asociados a la agricultura y ganadería, son el sustento alimenticio, económico y cultural del cantón (Espín 2019) (Bonilla 2019). Después de recorrer bailando estas calles, las partidas se dirigen a su “descanso” o “posada”. Luego de un tiempo aproximado de dos horas, los disfrazados salen de nuevo a las calles, para hacer su recorrido característico y regresar a sus barrios o caseríos para el remate o compartir final.

Esta diablada se organiza con meses de antelación a través de acuerdos entre el Municipio de Píllaro, cabecillas[8], gestores culturales y bailadores. La fiesta sufrió una serie de cambios y transformaciones durante los últimos años, producto de su declaratoria como Patrimonio Inmaterial Cultural del Ecuador en 2008, de la expansión del estado, de la institucionalización vertical de prácticas culturales, del auge del turismo cultural y de los mercados culturales y de la imbricación de la tecnología en la vida cotidiana. De manera que los últimos años, el municipio (en concordancia con otras instituciones públicas como Intendencia, Comisaria, etc.) fue el eje rector de la fiesta: el que financió las partidas y especificó los horarios y recorridos. Los cabecillas opinan y discuten, pero en última instancia, aceptan las regulaciones municipales para evitar multas económicas al momento de consignar los fondos para la diablada. Para el 2021, la emergencia mundial sanitaria no permitió el desarrollo de la Diablada Pillareña. De manera que el municipio y los actores de la fiesta tomaron diversas medidas y acciones “para no dejar pasar la fecha” y celebrar de manera simbólica nuestra tradición.

La Diablada Virtual del municipio

El Gad Municipal Santiago de Píllaro convocó a reuniones con los cabecillas, como todos los años; pero en esta edición se plantearon varias alternativas virtuales. El trabajo cultural del municipio arrancó el mes de diciembre con una serie de conversatorios que buscaron “devolver la palabra” a los actores de la fiesta. Se organizaron encuentros virtuales con los cabecillas de las partidas, con investigadores de la localidad, con antiguos bailadores y con gestores culturales que sin duda, enriquecieron el acervo de conocimientos pillareños en cuanto a la Diablada. La moderadora y los expositores acudimos al teatro municipal, en donde al calor de la banda y de la fiesta, compartimos nuestros puntos de vista sobre la diablada, sin embargo, el foco de atención de pillareños y pillareñas fue la decisión del COE cantonal, amparado en el COE nacional: suspender la Diablada Pillareña, los pases del niño, los monos y la trajería[9].

Ante la prohibición, el municipio y los cabecillas decidieron hacer una diablada unificada y virtual, de manera que, 7 cabecillas aportaron 4 bailadores cada uno, para crear una única partida de 30 integrantes que bailó en un espacio amplio, alejado de la ciudad y con supervisión policial, de forma que se cumplieron los protocolos de bioseguridad en lo que fue calificado como un “desafío virtual a la pandemia”. La hacienda de Huagrahuasi ubicada a 3200 metros de altura en la parroquia San José de Poaló, al nororiente del cantón, fue el escenario desde donde se trasmitió la Diablada Pillareña el primero de enero. Diana Mesías del departamento de cultura del Municipio de Píllaro recalcó: “este año se coordinaron dos presentaciones, la primera el uno y la otra el seis de enero (trasmitida desde Chagrapamba en la Parroquia Presidente Urbina), únicamente de manera virtual para evitar que la gente se aglomere, el objetivo fue no dejar pasar por alto esta fiesta considerada patrimonio cultural intangible”. Esta iniciativa fue aplaudida por propios y extraños al considerarse una forma de perpetuar la tradición de manera simbólica a la vez que se respetan los protocolos de bioseguridad y las normas del COE cantonal.

Diablo de Píllaro en la Diablada del Municipio de Píllaro. Fotografía que circulo en los boletines oficiales del Municipio. En la imagen se puede observar el traje tradicional del Diablo de Píllaro, con una mascara de grandes cuernos en colores negro y dorado.

Diablo de Píllaro en la Diablada Virtual del Municipio de Píllaro

Fotografía que circulo en los boletines oficiales del Municipio

La Diablada infantil

Por otra parte, la Diablada Infantil, liderada por Jhair Jácome, elaboró una serie de actividades virtuales previas y durante la diablada. La partida “Diablada Infantil” es una de las partidas más jóvenes e interesantes de la fiesta, gestionado a base de patrocinio y auspicio, el proyecto busca “fortalecer la identidad a través del conocimiento, para que los niños vayan aprendiendo y este semillero con los años, ayude a consolidar la autenticidad de la fiesta”, indicó Lara. A partir de su primer año como partida, este grupo infantil se caracterizó por organizar talleres dirigidos a niños y padres de familia, talleres liderados por gestores culturales, bailadores e investigadores de la diablada.

En diciembre se hicieron 3 encuentros virtuales con diferentes voces, entrevistas y ponencias; para los días de la fiesta (1-6 de enero) se convocó a un “concurso”: “diablada virtual infantil”, en donde los niños y niñas podían participar filmándose bailando disfrazados desde su propia casa. Para gestionar el concurso, Lara grabó un set musical con la “Banda Infantil de Emilio María Terán[10]”, que fue enviado a los concursantes, de manera que todos debían bailar la misma canción y enviar el video para subirlo a las redes sociales. Los ganadores serán los videos que consigan mayor interacción y los premios son peluches coleccionables de los personajes de la diablada pillareña en forma de caricatura, donados por una fábrica de peluches que auspicia la partida. El concurso superó las expectativas, fueron alrededor de 35 videos con niños y niñas, solos o en grupo, de diablos, guarichas, parejas de línea y/o capariches, que disfrutaron disfrazados de la diablada infantil virtual. Estos videos superaron los 92,000 visitantes desbordando la página y revelando el interés de actores y espectadores por esta fiesta tradicional de Píllaro, en su formato infantil y virtual.

Título de la Fotografía: Bailador ancestral, con sus implementos. En la imagen se puede observar un adulto mayor caminando con el traje típico del Diablo de Pillaro
Fotógrafo: Bladymir López 

Los Diablos de Píllaro. Los actores de la fiesta.

La mayor parte de actores de la fiesta no participó de estos formatos virtuales/legales, y buscó sus propios mecanismos para perpetuar una tradición. “Sin querer queriendo”, actualizaron antiguas disputas y significados asociados al baile de la diablada: la resistencia y la insurgencia ante el poder. Varios grupos de amigos, colectivos culturales y personas afines al baile se organizaron de forma secreta y casi clandestina, para recrear su propia versión de la diablada, adaptada a las circunstancias sanitarias y a la normativa del COE cantonal, que reitero, prohibió la diablada. El primero de enero llegó con tristeza, no retumbó el bombo ni la trompeta, no sonaron los voladores ni se calentaron las pailas de fritada, no se alistaron trajes ni caretas, casi no hubo un “feliz año”, pero bailaron los diablos, como cada enero desde que se recuerda.

Los bailadores y bailadoras se mantuvieron expectantes y temerosos por miedo a la enfermedad, al contagio, a llevar carga viral a los seres queridos, esto hizo que muchos se refugiasen en sus hogares. Otros tantos, cumplidores de la ley, respetaron la normativa vigente, dejando de lado por este año, el baile o la organización barrial de la fiesta. Pero hubo un pequeño grupo de bailadores, con banda, brindis y disfraz: “Guanguibana Insurgente” que hizo honor a su denominación.

“Guanguibana Insurgente” se formó a finales del 2020 con el afán de participar en un concurso virtual de la Diablada Pillareña, con la iniciativa de José Luis Velasco, Paul López y Stalin López, bailadores de la zona Tunguipamba-Guanguibana, con el lema: “somos un pasado que baila en el presente”. Al poco tiempo, este grupo de amigos, ligados en torno al gusto por el baile, la música y el disfraz tradicional decidió bailar el 1 de enero del 2021, a pesar de todo. Pusieron una cuota, contrataron a la banda 8 de Septiembre[11], consiguieron una casa para realizar el baile final y realizaron un recorrido pequeño en el barrio de Tunguipamba. Stalin López, líder de la agrupación comenta:

“tomamos todas las medidas posible de bioseguridad, colocamos un lugar para limpiar zapatos, un lugar con solución desinfectante, se les fumigaba al entrar, y se les repartía un vasito y una copita para cualquier cariño, también se brindó un refrigerio. Se respetaron los espacios y a los participantes, los asistentes estuvieron con mascarillas y seguimos en comunicación, hasta el momento no hemos tenido ninguna anomalía”.

A pesar de que “Guanguibana Insurgente” eligió una locación alejada de la zona central y mantuvo en secreto su organización, al poco tiempo de iniciar el baile llegaron varias camionetas de bailadores disfrazados de diablos y guarichas. “No los aceptamos, estábamos en casita ajena, había que respetar los protocolos de bioseguridad, solo estuvimos personas allegadas al grupo. Aún al día siguiente cuando hicimos la minga de limpieza del lugar, llegaron disfrazados buscando una banda y un sitio para bailar”, refiere Stalin.

Este grupo no fue el único que se disfrazó del 1 al 6 de enero. El sábado dos de enero hubo dos concentraciones pequeñas. El grupo de bailadores e integrantes de la partida de la Florida gestionó un recorrido por el área rural de su barrio hasta terminar en la casa del cabecilla. José Luis Jácome, el cabecilla, indica que únicamente prestó el nombre y el lugar de su partida a un grupo de bailadores que contrató de su bolsillo una banda y estipuló un recorrido pequeño que fue filmado y difundido al día siguiente.

Por otra parte, el grupo de danza “La Gallada”, realizó una diablada en la zona de Panguigua, parroquia de San Miguelito, Píllaro. El grupo de danza “La Gallada” se conformó en el año 2008 como un grupo de baile familiar en el sector de Callate en el centro de Píllaro, para acompañar con danzas y comparsas “las pasadas” del divino niño de su sector. Al poco tiempo y gracias a nexos con gestores, bailadores y cabecillas, el grupo y sus bailadores se involucró en la diablada, realizando salidas de baile a otras ciudades del país y siendo activos bailadores en cada edición anual de la diablada. Su líder, Stalin Moya comenta:

“Para el 2021 estábamos ansiosos esperando los días de fiesta, pero por la pandemia no se pudo realizar, se vino abajo la tradición. Pensamos hacer algo pequeño en el patio de la casa, con un parlante o amigos músicos. La idea de hacer el baile el 2 de enero, fue de los muchachos que dijeron organicémonos, buscamos un lugar amplio y contamos con unas 30 personas para poder desarrollar la diablada, con todas las medidas de bioseguridad”.

El domingo 3 de enero fue el turno del Colectivo Minga Cultural y el barrio Tunguipamba. Este colectivo trabaja desde el 2014 en varios ejercicios performáticos de la memoria que buscan poner en escena elementos tradicionales de la Diablada Pillareña para resignificarlos en el presente. El cabecilla de Minga Cultural Tunguipamba, Patricio Lara, junto a los gestores de la partida contrataron una banda para que sus bailadores (alrededor de 30 personas) bailen en la casa del cabecilla, respetando los protocolos de bioseguridad; sin embargo, en días previos, se aprobaron nuevas medidas restrictivas a nivel local y nacional que obligaron a cancelar el acuerdo con la banda y reconfigurar su participación. Por la mañana publicaron un video documental sobre su proceso del año 2019-2020 y por la tarde hicieron un baile íntimo entre amigos, con músicos de cuerda: guitarra y violín, organizado por los jóvenes del grupo. Alrededor de 20 disfrazados y 20 acompañantes nos encontramos para interpretar nuestra tradición de forma simbólica, respetando las normas sanitarias. Acá también se repartieron copas personales y se guardó la distancia y el uso de mascarillas.

El lunes 4 y el martes 5 de enero el movimiento fue menor, porque se alistaban los esfuerzos para el 6 de enero, el día en que la fiesta, como cada año, explota. El miércoles 6 de enero hubo al menos 8 concentraciones, partidas o diabladas desarrolladas en diversas localidades rurales de la ciudad, la mayoría de ellas de organización privada y secreta, financiadas por los bailadores, sin tintes turísticos ni comerciales.

Mientras la Diablada Pillareña virtual del municipio se ofreció como un producto cultural virtual y se difundió en medios de comunicación locales y nacionales; las diabladas pillareñas clandestinas fueron el foco de atención de gestores y bailadores que en el último día, tomaron sus implementos de baile y se sumaron al jolgorio. Se activaron recorridos y bailes en las plazas y en las calles de algunos de los lugares más tradicionales de la diablada como Tunguipamba, Guanguibana, Marcos Espinel y La Florida, pero también en barrios rurales no asociados a la Diablada como Chagrapamba, Quillán o San Miguelito; los bailadores buscaron sitios amplios y alejados por el temor a la enfermedad, a la autoridad y a la infracción. Varias de estas diabladas se extendieron hasta altas horas de la noche y congregaron cada vez más bailadores y espectadores dificultando guardar las distancias y las medidas sanitarias, la Policía Nacional intervino con operativos para clausurar las fiestas clandestinas.

Diablos de Píllaro bailando en Tunguipamba (2021). En la imagen se encuentra un grupo de personas danzando con la vestimenta tradicional de la Diablada de Píllaro.
Fotografía: Sebastián Solís
Parejas de Línea bailando la noche del 6 de enero de 2021 en una zona rural. En la imagen se observa un grupo de personas en la celebración nocturna.
Fotografía: Pablo Romero

Fueron varias las organizaciones, las partidas, las bandas y los grupos que bailaron del primero al seis de enero a pesar de la prohibición del COE cantonal, actualizaron así, el sentido de insurgencia, una de las nociones socioculturales más antiguas de la fiesta. Si la Diablada Pillareña en sus orígenes fue un baile que se oponía al poder colonial, a las imposiciones étnicas, culturales y religiosas, y afianzaba un sentido de pertenencia rural, en el 2021 se recuperaron estos sentidos que, con el tiempo fueron omitiéndose, perdiéndose o desvirtuándose.

Milton Pullupaxi, integrante del grupo cultural “Los Piketeros” indica: “como pillareños, nos identificamos con la rebeldía que corre en nuestras venas, muy aparte del covid, cada uno de los muchachos tomó las medidas sanitarias para bailar, meternos en el personaje y olvidarnos de todo lo malo del año”. Néstor Bonilla, gestor cultural con amplia experiencia en la diablada menciona:

“Quienes estaban organizados son jóvenes, prácticamente rompen el orden establecido, se recupera una motivación básica de la fiesta, no podríamos juzgar el nivel de riesgo al que se han expuesto, pero vemos que prevalece la intención de no dejar pasar la fiesta desapercibida, sino realizarla en sus espacios. No justifico el incumplir una norma establecida, pero entiendo que son reacciones que están dentro de la lógica de las comunidades, de la práctica cultural, de la misma  naturaleza de la diablada, de su origen. El contexto mismo de la fiesta trata de romper un orden establecido, aunque sea de manera simbólica, esta vez fue de manera real, no podemos propender que la lógica de la fiesta funciones en torno a una u otra autoridad o normativa. La fiesta va respondiendo a una especie de subversión simbólica ante todo el sistema, ante el COE cantonal; la decisión que optaron las comunidades, para no exponer a su gente, fue hacer la diablada en sus barrios, como se hizo con el Inti Raymi en otras regiones del país”.

Estos grupos de baile también cuestionan al turista, o más bien al comportamiento del turista en la fiesta, demostrando que para una gran cantidad de bailadores, el gusto por el baile es invaluable y está por encima del comercio, la mercantilización o el turismo. Al respecto Néstor menciona:

“Hace un tiempo nos dimos cuenta que uno de los grandes problemas de la diablada, es la forma en que se estaba vendiendo una práctica cultural que era de las comunidades y que ahora se la planteaba como un referente de identidad comercial, para que despierte el apetito de un turismo desechable, que no se articula con lo que hace la comunidad. Un turismo de consumo, que lastimosamente va chocando o va quitando, usurpando espacios físicos y simbólicos a la diablada, provocando un conflicto para quienes bailan, la ciudadanía y las autoridades […] es difícil controlar un segmento tan amplio de personas que visitan el cantón y tienen un apreciación bastante distorsionada de la fiesta”.

Stalin López, líder de “Guanguibana Insurgente”, agrega:

“El señor turista, por la emoción de bailar, se convierte en un caudal que no es bien manejado. Se necesita una guía que enseñe al turista como debe mantenerse, comportarse y compartir durante la fiesta. Cuando el turista se cree el dueño de casa, te empuja, te jalonea, te coge la máscara, te coge los cachos, están pasados de copas. Un bailador no quiere dar espectáculo al turismo, quiere estar en paz con uno mismo y bailar”.

La Diablada Pillareña 2021 en el contexto de la pandemia mundial por COVID-19, fue un desafío que actualizó disputas en torno a los motivos del baile, la insurgencia y el turismo. Frente al temor del contagio, al miedo por propagar la enfermedad en los hogares y ante las posibles infracciones penales, los bailadores eligieron tomar su careta y transfigurarse en personajes de leyenda, demostrando que la fiesta pervive aunque el mundo se caiga a nuestro alrededor. Y que, sobretodo, la fiesta es un gusto personal para cada bailador, porque al bailar se conectan con el ande, con la música, con el disfraz, con su memoria, con su cuerpo y con su experiencia para encarnar una identidad, un lugar en el mundo.

El 2021 también resaltó el trabajo de los bailadores más jóvenes que demostraron que se pueden retomar antiguos procesos organizativos, autogestionados, colaborativos e insurgentes. En efecto, el líder de “Guanguibana Insurgente” comenta:

 “Lo hicimos meramente por bailar, por no quedarse con la pica de bailar un primero de enero, por no quedarse con el mal sabor de boca, pero siempre estaba el miedo de que llegue la autoridad a cumplir su trabajo. Estábamos incumpliendo la ley, porque estaba prohibido. Estábamos haciendo caso omiso a lo que nos decía la autoridad, y ahí prevaleció o salió a flor, el gusto de ser insurgente, una insurgencia con razón, muy pendiente y muy cuidadosa de tener todas las medidas, hicimos todo lo posible a nuestro alcance, el miedo siempre está, más por las personas mayores, hasta ahorita hemos mantenido diálogo con todos los muchachos del grupo y se encuentran muy bien. No solo nosotros hicimos diablos. […] Nos desenvolvimos de la mejor manera, siempre con el gusto de recibir un año nuevo y augurar un mejor 2021 para todos, por esa bailamos, para celebrar el año y augurar un mejor presente.

Stalín Moya, líder del grupo de danza “La Gallada” nos cuenta también:

“Todos los muchachos quedamos contentos, conformes y satisfechos, por primera vez intentamos sacar nuestra propia partida, pudimos disfrutar, teníamos banda propia, teníamos los personajes, bailamos como que estuviéramos en la casa del cabecilla o en la posada, fue totalmente diferente, no tener mucha presencia de turistas, que de pronto por la euforia que tienen se meten a las partidas y quieren ser partícipes y eso incomoda al bailador y al participante. Tuvimos la libertad, nos sentimos contentos de poder disfrutar […] Si, teníamos el temor de que baje alguna autoridad, nos asesoramos y nos dijeron que lo único que pueden hacer es suspender el evento más no detener a las personas ni sancionar económicamente. […] Tenemos un mismo gusto, somos pillareños, y esto es lo que más nos gusta, sea como sea debíamos hacerlo. […] La salud prevalece, lo hemos realizado con las medidas más importantes de bioseguridad, se trató de hacer lo más privado, no queríamos que haya mucha afluencia, pero el sonido del bombo atraía a la gente al calor de la fiesta”.

Diablo de Píllaro llegando a una Diablada clandestina. En la foto se observa un padre de familia llegando a la celebración con los trajes típicos de la diablada.
Fotografía: Darío Guachi.

Propios y extraños llegaron a las diferentes diabladas del 6 de enero, las fotos y videos no tardaron en surgir en las redes sociales y en los medios de comunicación. Aunque entendemos perfectamente las críticas ciudadanas a los bailadores y gestores insurgentes que propiciaron fiestas clandestinas en medio de una pandemia mundial, también entendemos la posición de los actores de la fiesta, respaldamos las manifestaciones culturales que, tomando las medidas sanitarias posibles, buscaron espacios en sectores rurales para bailar, disfrazarse y perpetuar una tradición.

Que la Diablada Pillareña del 2021 nos permita volver los ojos al campo, a la ruralidad, a la economía local y a las gentes de las comunidades, barrios, caseríos y parroquias periféricas de Píllaro que son el sustento alimenticio, económico y cultural del cantón, y que son, unos verdaderos DIABLOS DE PÍLLARO. La Diablada Pillareña 2021 también nos recordó que el turismo y el negocio son secundarios para los bailadores, que sus corazones, su espíritu y  su voluntad no están a la venta, ni se exhiben exóticos en vitrina, nos recordó que el gusto por el baile siempre será invaluable, íntimo, clandestino e insurgente.

Viva la Diablada Pillareña

Viva Píllaro.

El medio de comunicación no se responsabiliza por las opiniones dadas en este artículo.

La Disputa


[1] La banda de pueblo, conformada por uno o dos bombos, un tambor, platillos, 3 o 4 trombones, 3 o 4 trompetas, 3 o 4 saxos (puede incluir clarinetes, güiro, timbales, tubas, entre otros); interpreta San Juanitos, Tonadas y Pasacalles principalmente.

[2] El personaje más popular y el que da nombre a la celebración. Los pillareños y pillareñas elaboran sus propias caretas, pelucas, coronillas, vestidos y boyeros para la ocasión. Su misión es “abrir espacio” para el baile de las “parejas de línea”. Su baile es desgarbado y sucio. Intenta asustar y jugar con los y las observadoras.

[3] Personajes que representan a los “hacendados” o blanco-mestizos de alcurnia, llevan caretas de blanqueamiento (caretas de malla), pañuelos franceses, camisas, vestidos y pantalones adornados con papel brillante, su baile es acompasado y elegante.

[4] Este vocablo empleado en Colombia y Ecuador se refiere a una mujer (en la época de la colonia y en la conformación de la república) que suele acompañar o estar en presencia de los soldados en la campaña o en las marchas militares. En la Diablada Pillareña, representan a mujeres de vida promiscua en el sentido machista y patriarcal de la costumbre. Son vistas como mujeres libertinas, parranderas e infieles

[5] Representa a los barrenderos

[6] Payasos que dan la lección: rima, verso o juego de palabras a los asistentes. La misión de estos últimos 3 personajes es “abrir espacio” para el baile de las “parejas de línea”.

[7] La mayoría (pero no todas) las partidas se concentran en barrios o caseríos que tienen más altura en metros sobre el nivel del mar que la parroquia central, por lo tanto, la gente suele decir: “ya bajan los diablos”.

[8] Persona de carisma, líder de cada una de las partidas.

[9] Los monos son disfrazados de la parroquia de San Andrés en Píllaro. La trajería es un baile tradicional de la parroquia San José de Poaló en Píllaro.

[10] Emilio María Terán es una parroquia rural al sur de Píllaro. La Banda Infantil es un Proyecto particular del músico Leonardo Moreta que, en familia creó un semillero de talentos cuyo objetivo es convertirse en una banda de pueblo tradicional, sin shows ni orquestas, para acompañar la diablada. El Proyecto contempla el reemplazo de los músicos para tener siempre una banda infantil, mientras los mayores conformarán la banda tradicional.

[11] La Banda 8 de septiembre lleva más de 40 años tocando la música de la Diablada Pillareña.

Pueblo Ladrillo

0
Angel Luna

Aquella noche cuando las estrellas caían del cielo, se escuchó un terrible estruendo. Todas las personas del poblado sobresaltados salieron de sus casas tratando de descubrir qué clase de infortunio pudo haberlos sacado de su ensueño.

Al observar el cielo nocturno, miraron muchas luces como nunca se habían visto: eran cientos, miles, moviéndose de forma imprevista y antinatural. Impulsados por una atracción hipnótica los pobladores quedaron paralizados observando el espectáculo estelar.

De la nada, así como empezó, se terminó. El cielo nocturno regreso a su normal oscuridad dejando a las personas desconcertadas, preguntándose sobre el extraño acontecimiento que habían presenciado, hasta que de repente se presentó el pánico.

-¡Auxilio! iFuego! iFuego!

-¡El bosque se incendia!

Un enorme incendio se divisaba en el bosque al norte del pueblo, parecía incontrolable como un infierno que se acercaba a sus hogares. Algunas personas corrieron al bosque para intentar apagarlo, muchas murieron heridas, sofocadas o quemadas, pero después de varias horas y con la ayuda de una pequeña llovizna el fuego se extinguió.

Los sobrevivientes relataban como arriesgaron sus vidas para apagar el incendio, pero también hablaron de una forma extraña que se les aproximaba oculta entre las llamas y de cómo, cada vez que se acercaban a ella, sentían como si el fuego se enfriase.

Los meses pasaron y el pueblo estaba envuelto en una atmosfera de miedo e incertidumbre, sus habitantes se volvieron desconfiados y paranoicos unos con otros. Por las noches evitaban salir de sus casas, cerraban sus puertas y ventas e ignoraban todas las situaciones que ocurrían en el exterior.

Se escuchaban los rumores de que en lo más profundo de las ruinas del bosque habitaba la criatura responsable del incendio, un monstruo que se escondía durante el día, pero que en la noche salía del bosque a asesinar a todo animal que se encontrara y a pasearse por las afueras del pueblo.

Los rumores parecían ser cada vez más verídicos, las personas que entraban a lo quedaba del bosque se sentían observados y rodeados por un aire frío, encontraban señales de animales más que de cuervos que se habían tomado el lugar, incluso durante las noches se oían rugidos y lamentos fuera de las casas.

Debido al enorme miedo que sentían los habitantes, se levantaron enormes muros de piedra rodeando la ciudad como precaución, para evitar cualquier cosa que se encontrara allí afuera. El lugar fue nombrado Pueblo Ladrillo y lo que quedo del bosque se lo llamó Bosque Ceniza.

Generaciones pasaron y la historia del monstruo se convirtió en leyenda, una leyenda que las personas dejaron de creer, que aunque el pueblo fue olvidado los sucesos ocurridos hace tanto tiempo, los habitantes de Pueblo Ladrillo no salen durante la noche, como si un fantasma del pasado estuviera presente en aquel lugar.

Cierto día en que el pueblo se encontraba en una aparente calma, un grupo de niños jugaba al otro lado de las murallas, sin ningún tipo de preocupación.

-Oye la tiraste.

-Tienes que ir a buscarla ahora.

-Pero entró al bosque, no quiero ir allí, es feo y a veces los que van a buscar comida se pierden durante días.

-No me importa, solo vas a buscar mi pelota. Tienes que devolvérmela, no debió ir muy lejos.

El niño preocupado por alguna razón que no entendía entró al bosque para buscar la pelota. –Es cierto, no debe estar muy lejos- pensó -la encontraré y saldré-.

Pero el niño no aparecía, el resto de sus amigos se quedaron esperándolo. Mientras pasaba el tiempo más se preocupaban por su amigo, pero ninguno se atrevió a entrar en el bosque a buscarlo. Regresaron al pueblo a relatar lo ocurrido.

-Oigan niños, mi hijo salió con ustedes ¿Dónde está?

-Entró al bosque por la pelota, pero… no salió

La madre no lo podía creer, su hijo se encontraba perdido allá afuera en la oscuridad del bosque, el solo pensarlo la consternaba demasiado. Trató de buscar personas que quisieran ayudarla a encontrar a su hijo, sin embargo, nadie parecía querer hacerlo. Todos en el pueblo se preguntaban: ¿Cómo pudo haber desaparecido el niño?

Con el esparcimiento de la noticia, como si de revivir un recuerdo doloroso se tratase, un espacio olvidado en la memoria colectiva se había manifestado. La leyenda del monstruo antiguo renació en el recuerdo de los pobladores.

-El monstruo, el monstruo del bosque se lo llevó

-¡No puede ser! No se ha oído del monstruo en años, es solo una leyenda.

-Monstruo o no, algo le pasó a mi hijo, algo le ocurrió en el bosque, dijo la madre.

Los habitantes desconcertados no hacían más que mirar a la madre desconsolada y susurrar acerca de la criatura del bosque.

Entre la multitud se encontraba un hombre, Joseph Joe, un común mercader, que nunca tuvo relevancia alguna en los asuntos del lugar, pero se dice que siempre estuvo interesado en una mujer, una mujer que ahora se encontraba entre la angustia e incertidumbre, quizá esta fue la razón que lo llevo a decir algo impensado por otras personas.

-Yo encontraré a su hijo y si algún monstruo lo tiene, yo lo mataré

El impacto de la frase dejo al pueblo anonadado por el asombro.

-Que no, no puedo permitirlo sería peligroso, podría desparecer usted también. – replicó la madre.

-Eso es lo de menos ahora. Ya mismo anochecerá y será difícil buscar al niño sin romperse una pierna tratando de avanzar por el bosque en la oscuridad, mañana al amanecer partiré en su búsqueda.

El hombre, después de haber dicho eso, fue a su casa con la intención de prepararse para la búsqueda. La madre del muchacho no entendía lo que había pasado, un hombre que apenas conocía se había ofrecido a arriesgar su vida buscando al hijo de otra persona. No lo entendía, pero lo agradecía.

Al día siguiente muy temprano en la mañana, Joseph cargado una mochila y un cinturón se encontró con la madre del chico en lo alto de la muralla norte del pueblo.

-Sabe, la verdad se lo agradezco mucho, usted fue el único dispuesto a buscar a mi hijo. Ese niño es todo lo que tengo ahora.

-Tranquila, haré todo que esté a mi alcance para encontrarlo.

-Pero ¿Qué tal si se encuentra con ese monstruo del que todos hablan?

-Dudo que siquiera exista, pero, en caso de que este en algún lugar de ese bosque, espero no encontrármelo.

La madre dudaba de la convicción de este hombre, sin embargo, no tenía más opciones.

-Mi hijo, su nombre es Jonathan, esta es su fotografía, por favor tráigamelo devuelta.

-Lo haré…

Joseph guardó la fotografía en su mochila y minutos después partió hacia el bosque. El pueblo reunido desde lo alto de la muralla observaba como se adentraba cada vez más, hasta que se perdió en lo que quedaba del bosque.

Joseph se internaba cada vez más en las profundidades del frondoso bosque, se encontraba algo inquieto, pero alerta. Aun así, podía sentir como si algo lo observara, seguramente su propia paranoia.

Siguió el camino por más de una hora sin encontrar indicios del niño perdido. Por un momento interrumpió su búsqueda, el sonido del crujir de una hoja lo detuvo y al voltearse anunció:

-Sé que me has estado siguiendo desde que deje el pueblo, sal ahora o tendré que dispararte.

-No, no dispare, saldré.

Del arbusto salió un chico no mayor de 10 años, por un momento Joseph pensó que se trataba del chico que estaba buscando, pero no se parecía al niño de la fotografía que tenía guardada.

-¿Quién diablos eres tú? ¿Por qué me sigues? Porque pensaste que sería buena idea estar en el bosque donde otro niño como tú se perdió.

-Mi nombre es Martín señor, soy uno de los niños que jugaban con Jonathan cuando desapareció, yo fui que le dijo a su madre lo que sucedió.

-Ven aquí, vamos a regresar al pueblo.

-¿Qué? No, no puede, vine hasta aquí para ayudar a encontrarlo

-No debes estar aquí es peligroso, es un milagro que hayas llegado tan lejos. Ven, debemos volver.

Entre un breve quejido y con un tono molesto Martín respondió:

-No puedo volver, fui yo quien lo obligó a entrar, fue por mi culpa que se perdió, y también que ahora su madre este llorando. Debo encontrarlo.

-Sé que sientes culpa chico, pero no es razón para venir hasta aquí y tratar de matarte buscándolo. Si no quieres regresar, estarás aquí por tu cuenta, no quiero tener que lidiar por cada niño perdido en este maldito bosque.

El niño aceptó moviendo la cabeza y lo acompaño en su recorrido más de cerca. Mientras tanto, las horas seguían pasando y no encontraban nada más que matorrales y árboles secos. Mientras atardecía, se escuchaban unos graznidos en el cielo. Caminaron hasta encontrar una gran corteza de árbol caída.

-Está por anochecer, dormiremos aquí, intenta hacer una fogata con la madera seca de por allá, sacaré las provisiones.

-¿Aquí? Pero no deberíamos seguir buscando.

-No pienso caminar más por este bosque sin haber descansado antes, y mucho menos en la oscuridad, quien sabe que se oculta en este lugar.

Joseph saco unos pocos alimentos que guardaba en su mochila y los compartió con el niño.

-Señor, como sabe que estamos en la dirección correcta, ¿qué tal si nosotros también nos perdimos?

-Quizá lo estamos, no pretendo saber mucho de orientación, ni nada, pero mientras más hemos avanzado, más cuervos han ido apareciendo sobre los árboles. No quiero insinuar que algo le haya pasado a tu amigo, pero donde hay cuervos hay carne y allí es a donde nos dirigiremos.

-Tengo miedo, miedo de que nos perdamos y de que nunca salgamos, miedo del monstruo, nunca debí venir.

-Bueno, en eso tienes razón, no imaginaste en qué pensarían tus padres si te llegara a pasar algo, en que pasaría contigo en este lugar.

-¿Usted porque vino? ¿fue el único que se ofreció a buscarlo?

-Por un compromiso…

-¿Con quién?

-Conmigo mismo.

Durante la noche, Joseph estuvo intranquilo, no podía dormir mucho y cuando lo hacía soñaba, con una mujer siendo golpeada, humillada y abandonada. Desde su sueño lo veía todo, pero no podía hacer nada, la mujer gritaba y él solo observaba. Se sentía impotente ante la fuerza que golpeaba a la mujer, se sentía como un niño que no podía detener las injusticias.

Ahí fue cuando lo vio, una criatura gigante y horrible, pero a la vez tan familiar. Lo reconoció la criatura era su padre y la mujer golpeada era su madre. Joseph corrió del lugar, corrió y siguió corriendo hasta encontrarse con una sombra grotesca, con forma de algún animal que él no reconocía. La criatura lo miraba con unos enormes ojos amarillos y se le acercaba abriendo unas enormes fauces tan frías como el hielo, dispuestas a devorarlo.

En ese momento despertó sobresaltado, sudando y gritando, cuando de nuevo los vio. Los mismos ojos amarillos de su sueño se encontraban allí frente a él, rodeados por la penumbra de la noche.

-¡Estás ahí maldito! ¡Donde está el niño! ¡Donde está el niño!

Rápidamente saco su pistola y disparo hacia la oscuridad

Se escuchó un enorme chillido que lo aturdió por un momento, después los cuervos, cientos y cientos de graznidos resonaban en la oscuridad y aunque no los veía, sentía como las aves lo rasguñaban y picoteaban. Se echó al suelo e intento cubrirse con la corteza de un árbol, cuando se dio cuenta no estaba el otro niño, Martín no estaba.

-¡No! ¡No! ¡Le dije que regresara, se lo dije y no lo hizo! ¡Voy a matarte maldito infeliz ¡Voy a matarte!

Furioso se incorporó, dejó la corteza, fue corriendo hacia la oscuridad y con su arma disparó por todo el lugar, bala tras bala se perdía en la oscuridad y aunque ya no veía a los grandes ojos amarillos, sabía para donde iba, los chillidos de la bestia, el graznido de los cuervos y el olor a sangre entre los árboles se lo indicaba.

Siguió corriendo hasta sentir un calor que lo llamaba, una luz roja como de flama. Mientras se acercaba, escuchaba los mismos gritos que en sus sueños, cada vez la flama se hacía más brillante y para él cada vez más fría, tan fría como el hielo. La flama se expandía y el bosque ardía nuevamente.

Se acercó donde las llamas se esparcían y vio algo que no esperaba, una pelota rodante. Cuando la siguió noto que las llamas no lo tocaban. La pelota estaba fría, las llamas se abrían como invitándolo a entrar a un infierno, allí fue donde la pelota se detuvo, frente al cuerpo de un infante entre las llamas.

-¿Martín estas bien? Despierta

No era Martin, era el niño que había venido a buscar, pero era demasiado tarde para cuando lo encontró. Joseph se sentó entre las llamas, había fracasado en su misión, había fallado a la madre del ese niño, como le falló a su propia madre al no defenderla hace tantos años.

Entre el fuego, los ojos amarillos lo volvieron a encontrar, y él también los miró. Fue ahí cuando el fuego reveló otro cuerpo, el de Martín. Pero este cuerpo presentaba algo que el otro no poseía, una herida de bala en el cuello. Los chillidos y la sangre que lo condujeron hacia este lugar no eran del monstruo, ni los cuervos, sino de su acompañante, que fue asesinado por sus manos…

Joseph lloraba, estaba destrozado en su interior, entre aquel fuego helado, herido y ensangrentado, con lo que le quedaba de voluntad alzó su pistola por última vez y dispara.

El sol empieza a salir, el fuego se extingue, los cuervos callan y el cadáver de Joseph se encontraba en el suelo. Murió de un disparo en la cabeza…

La Disputa, visita nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

El éxito rotundo del conejito malo

0
Imagen destacada Álvaro Peña
Álvaro Peña articulista La Disputa
Bad bunny – Bing images

Y es así como, influenciado por la salsa y el merengue que escuchaba su padre y, los boleros y baladas que escuchaba su madre, Benito Antonio Martínez Ocasio, más conocido con Bad Bunny, el Conejito Malo, cuyo apelativo nace por una fotografía de su niñez disfrazado de conejo. Se ha convertido en uno de los artistas más influyentes del momento, ha revolucionado los géneros del reguetón y del trap, ha sexualizado el arte musical y ha hecho que todo el mundo hable de él.

Aunque muchos hablen mal, lo cierto es que hablan, se ha convertido en un modelo a seguir para sus fanáticos o modelo a no seguir para sus detractores. Es motivo de debates, charlas, disensiones y hasta de cursos académicos universitarios para analizar su música y su impacto en la sociedad.

Sus últimos conciertos han estado teñidos por asuntos políticos, dada la situación económica política que su natal -Puerto Rico- vive en la actualidad y que, como buen patriota, ha alzado su voz, aprovechando su fama y el impacto que genera en la población para protestar por la crisis social y económica que sus lideres actuales han desatado en Puerto Rico.

Su actual gira de conciertos, denominada World’s Hottest Tour, que empezó el 15 de agosto pasado y que se prevé termine el 09 de diciembre próximo, incluyó a Ecuador, cuyo concierto fue el pasado 16 de noviembre en el Estadio Olímpico Atahualpa. Las entradas se agotaron apenas salieron a la venta, inclusive el último kit de 600 entradas se agotó de forma inmediata.

Desde que el artista anunció su gira y en la que incluía a nuestro país, me interesé por escribir algo al respecto. Siempre he tenido curiosidad por descubrir y analizar los comportamientos humanos, y éste es uno de los que más me intrigan… Saber, conocer y entender: ¿qué es lo que tiene Bad Bunny que a muchos encanta? Porque, lo admito, me ha picado el bichito.

Estudiosos de los temas musicales han realizado estudios e hipótesis, en las que se determinan los gustos y preferencias de las personas por ciertos géneros musicales. En nuestro caso, específicamente del reguetón y del trap: géneros que nuestro queridísimo Benito desarrolla y canta.

Víctor Lenore, escritor, periodista musical y crítico español, menciona que Bad Bunny con sus géneros: el reguetón y el trap, ha generado una ruptura generacional. La música pasó del romanticismo ideológico, en el que los mensajes de las canciones evocaban historias de amor con finales felices, o a su vez, hacían una apología del sufrimiento y de las formas de amar; al romanticismo más crudo y real, en el que se habla claramente de los efectos de las relaciones, ahora llamadas tóxicas, del sexo y de las consecuencias de la promiscuidad y de las brechas sociales y familiares que ahora están muy de moda.

Dicho criterio coincide con el de Brookman (2001), ya que indica que los gustos musicales muestran una identificación personal ellos mismos, es decir, las nociones de identidad personal son construidas, más que dadas, se construyen en base a una experiencia propia, su historia es nuestra historia; y fluidas, más que fijas, siempre están fluyendo de acuerdo con las diversas etapas y experiencias de la vida propia y del entorno.

Ante esto, hice un pequeño sondeo a las personas que les gusta Bad Bunny, preguntándoles la razón de su gusto hacia este género musical, muchas de las respuestas fueron lacónicas: “Bad Bunny canta la plena”. Las letras que canta son experiencias personales que muchos han vivido, son como premociones de lo que en el futuro vivirán quienes escuchan su música o a su vez han vivido y ahora solo gozan o sufren sus efectos.

Cómo lo canta, ya es otro asunto, muy propio de su estilo personal, de su acento natal (suprimen o combinan la r por la l) y, obviamente, por cuestiones de marketing de la música empleada tanto en la intro de sus canciones como en el desarrollo de estas. Y justamente allí es donde radica el prejuicio, en emitir un juicio a priori de lo que canta, tan solo escuchar la música introductoria a la canción, relacionar el reguetón y el perreo con el bajo mundo y situaciones tercermundistas.

La web especializada en criticas musicales Pitchfork, calificó a Bad Bunny como estrella fanfarrona, sin absolutamente nada que demostrar, más que su fanfarronería, exitosa indudablemente, porque considera a su segundo álbum como sobresaliente, supera los límites, siendo un gran disco de fiesta que rinde homenaje al pasado y al futuro del reguetón.

Al respecto, Eduardo Torres Arancivia, historiador musical, indica que el reguetón ha devuelto las esencias del ADN humano, como son: el sexo, la fuerza vital y el ritmo hipnótico, es decir, traslada al ser humano al primitivismo religioso, que se basaba en el ciclo esencial de la vida; donde el semen, el sudor, la sangre y las lágrimas excitaban a los espíritus o divinidades. Un criterio bastante acertado, a juzgar por los efectos que tiene su estilo musical, el tipo de letra y lo sexualizado de sus videos musicales. Recordemos que la industria musical obedece al análisis de un nicho de mercado potencialmente comercial, donde se canta lo que la gente quiere oír.

Por su parte, Schäfer (2008), señala que, un factor preponderante por el cual a las personas les gusta su música es por su identificación por quien la canta y por la información que se trasmite a través de ella. Además, el gusto musical está influenciado por las cualidades que tienen las personas por reunirse, expresar identidad y valores, influir o regular el humor o la excitación y de crear estimulación intelectual y expresión artística. Quizá por eso las canciones de Bad Bunny son tan pegajosas en letra y ritmo, que ha hecho tararear sus letras a más de uno, indistintamente de su clase o condición social.

La misoginia y la vulgaridad son los apelativos que Bad Bunny ha recibido por sus canciones. Es indudable creer otra cosa, muchas hablan de sexo, de adulterio, de relaciones fallidas y de un sinnúmero de situaciones cotidianas que el hombre moderno de hoy vive. Sin embargo, si hilamos fino, no solo él habla de estas cuestiones, muchos artistas reconocidos de rock, heavy metal, baladas y demás géneros musicales hablan del desamor, de la muerte, de la violencia, del sexo, y de muchas situaciones lacerantes de la sociedad de hoy. Sin embargo, no las catalogamos como decadentes por formar parte del estatus quo o porque son de nuestro agrado.

Estamos en la situación en la que pensamos que somos la mejor generación del mundo por el simple hecho de pertenecer a ella, por eso, vivimos comparando la música, la moda, las relaciones familiares, e inclusive la comida, con épocas de antaño, con el fin de degradar lo moderno por puras cuestiones ideológicas.

Lo cierto es que, con “callaita” “me porto bonito” o “si veo a tu mamá”, (algunos de los éxitos del Bad Bunny) muchas mujeres disfrutan bailando y gozando sin sentirse aludidas, sino más bien identificadas; y muchos hombres también lo hacen, sin sentirse opresores, sino más bien como liberales, tolerantes y caballeros.

En la música, en la comida y en la moda todo es cuestión de gustos. Todo es tolerable mientras no se traspase el límite del respeto, la empatía y el amor por los demás. Me gustaría terminar este articulo con una frase introductoria del video de la canción “si veo a tu mamá”: “¿Tú sabes lo que yo hago cuando estoy triste?: escucho Bad Bunny”. Se podría empezar por ahí.

Bad bunny – Bing images

Encuentra otros artículos del autor -> Álvaro Peña

La Disputa, visita nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

El medio de comunicación no se responsabiliza por las opiniones dadas en este artículo.

Referencias:

Influencia del Conocimiento Musical Sobre el Gusto Musical | Acta de Investigación Psicológica – Psychological Research Records (elsevier.es)

Chantaje y democracia de tumulto

0
Imagen destacada Alfredo Espinosa
Alfredo Espinosa articulista La Disputa

Los diálogos entre un gobierno sin base social, secuestrado por sus limitaciones conceptuales y políticas; y sus captores: tres organizaciones indígenas que lo arrinconaron durante 18 días de movilizaciones acompañadas de hechos violentos de tinte vandálico y político arrojaron como resultado algo casi imposible: 218 acuerdos que se concibieron en medio de tensiones y amenazas que hasta la presente no cesan.

Quizás porque la paralización pasó de ser una acción social de carácter reivindicativo a una estrategia utilitaria para operativizar chantajes de todo tipo hacia el Estado. Pero también las medidas de hecho son un emprendimiento que genera réditos políticos a dirigentes como Leonidas Iza, presidente de la CONAIE, o Gary Espinoza, presidente de la FENOCIN. Quienes en la beligerancia del tumulto y la acriticidad de sus bases, cimentan sus liderazgos, sus verdades y su intento por elevar a política pública agendas particulares que se mezclan con los intereses de minorías étnicas históricamente excluidas. Lo cual, desentona con los pedidos de reconciliación nacional, gobernabilidad y cese de la violencia que marcaron las agendas de las mesas de diálogo posteriores al paro de julio.

Hoy el Ecuador vive un escenario de desestabilización mucho peor a los de años anteriores, que fluctúa entre el calentamiento de las cárceles -dada la situación de inseguridad que atraviesa el país producto de atentados terroristas, narcotráfico y la crisis del sistema carcelario- y el calentamiento de las calles -propiciada por la monetización inescrupulosa de la paz y la consecuente amenaza de una nueva paralización que embandera en solitario el presidente de la FENOCIN, la misma que podría realizarse si antes del 17 de noviembre el gobierno de Lasso no firma -de manera excepcional- el Decreto Ejecutivo para condonar deudas de hasta USD 10.000 a indígenas y campesinos, decreto que también beneficiaría los dirigentes de esta organización.

Más allá de esta amenaza y del poco probable éxito que pueda tener una paralización en solitario y en un escenario caracterizado por el estado de excepción en las provincias de la Costa, las agendas políticas de la CONAIE y la FENOCIN superan los flancos de oposición a un gobierno de turno, ya que, su estrategia a largo plazo es crear una aplanadora de violencia paralela a la que -en teoría- ejerce por mandato de la ley, el Estado republicano. El famoso “Estallido” que dignifican Iza y compañía.

Consecuentemente, todas las acciones ideadas o materializadas por Iza y Espinoza, se amparan en un resentimiento casi genético contra los mestizos que, al calor de la violencia de octubre de 2019 y julio de 2022, dio lugar a un tácito contrato de convivencia social entre el Estado y estos dirigentes, en donde el “dejar hacer y dejar pasar”, se convirtió en el salvoconducto para tener impunidad, incluso cuando incurren en prácticas políticas y racistas poco analizadas y discutidas por académicos e intelectuales orgánicos que fetichizan a estas minorías étnicas al verlos como sujetos de transformación, incorruptibles y hasta puristas, pese a que su largo historial de negociaciones (contra-natura) para obtener y ejercer el poder, den cuenta de que pueden ser igual de rapaces que las elites políticas que han gobernado y gobiernan este país.  

Las mesas de diálogo, por más acuerdos alcanzados, demostraron que son insuficientes ante la nostalgia de los dirigentes de las organizaciones indígenas por salir a las calles, paralizar el país e instituir su democracia de tumulto con alta dosis de chantaje.

La Disputa, visita nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Encuentra otros artículos del autor -> Alfredo Espinosa

El medio de comunicación no se responsabiliza por las opiniones dadas en este artículo.


América Latina frente a los impactos del Conflicto entre Rusia-Ucrania

0
Imagen destacada Sergio Salazar
Sergio Salazar periodista de La Disputa

Resumen

El conflicto entre Rusia y Ucrania, que se desarrolla desde febrero del 2022, ha generado una variedad de consecuencias en diferentes áreas de las relaciones internacionales a nivel mundial. En esta ocasión, se ha considerado analizar los principales impactos de la confrontación bélica que repercuten en la región latinoamericana.

El presente artículo inicia con un breve análisis cronológico sobre el conflicto entre ambas naciones, resaltando momentos claves con detalles particulares para la comprensión general del lector.

A continuación, se repasan los principales efectos que experimenta la región latinoamericana como resultado de la confrontación bélica entre Rusia y Ucrania. Como punto medular de este trabajo, se presenta el particular caso de la República del Ecuador en uno de los primeros resultados del conflicto: la migración. Finalmente, se presentan una serie de conclusiones, en donde se reafirman los principales efectos positivos y negativos que han impactado en nuestra región.

CRONOLOGÍA RESUMIDA SOBRE EL CONFLICTO RUSIA-UCRANIA:

Para entender los principales efectos del conflicto en Ucrania hacia la región latinoamericana, es pertinente poder señalar los puntos más relevantes del origen de la disputa y continuar con una síntesis sobre el desarrollo del actual problema para América Latina.

En palabras muy concisas, Ucrania es una República Soviética que proclamó su independencia en 1991, pero mantiene una complicada relación con su vecino al noroeste en razón a que, en la última década, ha mantenido importantes acercamientos tanto con la Unión Europea, así como con la Organización del Tratado del Atlántico Norte –OTAN-. Recordemos que este organismo fue creado en 1949 para crear un nivel de resistencia hacia la expansión de la Unión Soviética (CNN, 2022).

En el año 2014, Rusia realizó una invasión a Ucrania y anexó la península de Crimea a su territorio, y, en consecuencia, fuerzas rebeldes prorrusas organizaron levantamientos en el este del país, conformando lo que se conocen como las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk –sostenidas por Moscú. Como resultado se inició una guerra civil que continúa desarrollándose en la actualidad (CNN, 2022).

En el año 2019, Volodymir Zelensky llegó a la presidencia de Ucrania. Zelensky mantiene una alta simpatía por las políticas de occidente y esto impulsó la generación de tensiones. De manera que Rusia comenzó el despliegue de soldados, vehículos y aviones hacia la frontera con Ucrania, previo a una nueva incursión. Para Moscú, la expansión de la OTAN en el este de Europa es el principal argumento como las causas para el desarrollo del conflicto (CNN, 2022).

En febrero 2022, Vladimir Putin anunció el comienzo de una operación militar especial en Ucrania, en donde las tropas rusas cruzan la frontera e invaden territorio ucraniano. Se reportan bombardeos en las principales ciudades –Kyiv y Járkiv-, de igual manera logran la captura de la planta nuclear de Chernobyl.

El presidente Zelensky ordenó una movilización militar general, con el propósito de garantizar la defensa del Estado y mantener alerta a las Fuerzas Armadas de Ucrania. Los días avanzaron con la incursión de tropas rusas desde el norte, este y sur hacia las principales ciudades (CNN, 2022).

La Unión Europa –UE- y Estados Unidos, sumado algunos otros países anunciaron nuevas sanciones contra Rusia, primordialmente en contra de sectores estratégicos financieros, energéticos, de transporte y también hacia las políticas de visados. Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y Canadá comunicaron la expulsión de ciertos bancos rusos de Swift[1] -un proveedor global de servicios seguros de mensajería financiera-, y se inicia la batalla por la capital Kyiv, para lo cual Zelensky promete que Ucrania no caerá y rechaza la oferta por parte de EEUU para su evacuación (CNN, 2022).

La dinámica del conflicto denota una fuerte resistencia por parte de las fuerzas armadas ucranianas frente al poderío militar-logístico de Rusia. Para finales de febrero de 2022, las primeras conversaciones entre las delegaciones de ambos bandos finalizan y se pacta el inicio de un segundo ciclo de negociaciones. Zelensky solicita el apoyo por parte de la UE mediante la solicitud de admisión inmediata al bloque. El rechazo a la invasión es tan grande, que instituciones como la FIFA y la UEFA anuncian la suspensión de la participación de los equipos de fútbol de Rusia, tanto a nivel de selección nacional, así como también a nivel de clubes, hasta nuevo aviso (CNN, 2022).

Durante marzo del 2022, las tropas rusas toman posesión de diferentes ciudades, de acuerdo a su avance progresivo en territorio ucraniano. En una primera instancia, las tropas ucranianas abandonan ciertas ciudades por lo cual se empieza conocer las cifras de las primeras bajas civiles. La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados –ACNUR- reportó que más de 800.000 personas han emigrado a los países vecinos, lo cual empieza a convertirse en la mayor crisis de refugiados de Europa en este siglo. Las delegaciones de Ucrania y Rusia se reúnen por segunda ocasión en la frontera con Bielorrusia, para intentar llegar a un cese de hostilidades. De acuerdo a ambas partes, se establece un corredor humanitario para la población civil (CNN, 2022).

Una de las principales amenazas por parte de la invasión de Rusia, se centró en la planta nuclear de Zaporiyia -la más grande de Ucrania ubicada a 200km de la ciudad de Donetsk-, cuando tropas de ambos bandos provocaron un incendio en consecuencia a los constantes enfrentamientos, que posteriormente fueron controlados por los bomberos ucranianos. El otro punto más vulnerable frente a la invasión rusa es la ciudad porteña de Mariúpol ubicada al sureste de Ucrania. Según datos de la ONU, para estas fechas ya se reportaban más de 1,2 millones de refugiados que han huido de Ucrania en razón del conflicto (CNN, 2022).

La dinámica del conflicto ruso-ucraniano se desenvuelve en una táctica militar en donde, la utilización de misiles de corto y largo alcance, bombardeos por parte de la Fuerza Aérea son las principales herramientas que permiten a las tropas rusas, en territorio ucraniano desplazarse de manera efectiva y coordinada entre soldados y tanques blindados. Como en todo conflicto armado, la población civil resulta la más afectada y condenada a merced del desplazamiento forzado, la violencia y la muerte.

Mientras el conflicto continuó con su desarrollo, algunos medios de comunicación resaltaron posibles atrocidades cometidas por parte del ejército ruso, principalmente cuando existió un retroceso de tropas en las ciudades cercanas a Kyiv, por ejemplo: en Bucha donde se reportaron imágenes de cuerpos de civiles esparcidos por las calles y una fosa común. Otras ciudades donde se encontraron el mismo patrón de asesinatos a civiles fueron Kramatorsk, Borodianka, Makariv. Ucrania está investigando unos 5.800 casos de presuntos crímenes de guerra por parte de Rusia, de acuerdo a la Fiscalía General (CNN, 2022).

Otra de las herramientas principales utilizadas por Rusia frente a las sanciones económicas por parte de algunos países ha sido el de generar un bloqueo general de forma muy efectiva a todo el comercio marítimo que realiza Ucrania. Al cortar los más importantes productos de exportación de Ucrania al mundo -trigo, maíz, cebada, aceite vegetal-, ha generado un impacto no solo en su economía, si no también, se corre el riesgo de que se genere una crisis alimentaria mundial (CNN, 2022).

De igual manera, otro punto estratégico para Ucrania es la planta siderúrgica de Azovstal, ubicada en el sur de Mariúpol, en donde se producen alrededor de 4 millones de toneladas de acero al año, que son exportadas en su mayoría a varios países del mundo, motivo por el cual es considerada como la mayor empresa siderúrgica de Ucrania. Previo al conflicto, la planta proveía empleo a 11.000 personas, entre ellas a muchas dinastías familiares involucradas en la fabricación del acero desde hace mucho tiempo. Este sitio se convirtió en uno de los escenarios de mayor intensidad de disputa entre ambos bandos (CNN b., 2022).

En el inicio del segundo semestre de 2022, la situación referente al conflicto ha mantenido una variedad de dinámicas, principalmente la disputa por el control de la región este de Ucrania y la más significativa para Rusia: El Donbás[2]. La situación en esa región se ha convertido en un verdadero campo de batalla, con mucha destrucción y una gran presencia de tropas rusas controlando prácticamente los puntos más relevante y claves. A pesar de aquello, Ucrania ha logrado grandes avances como el obligar al retiro de las tropas rusas que acechaban Kyiv y también, realizar bombardeos en Crimea, península anexada a Rusia desde el año 2014 (Beale, 2022).

De igual manera, durante el mes de agosto-septiembre del año en curso, las mayores conquistas por parte de Ucrania han sido la recuperación de territorios en la zona de Járkiv. Se habla de alrededor de 3,000 km2 liberados de ocupación rusa, entre los que destacan las ciudades de Izyum y Kupiansk, sitios estratégicos en materia logística donde Rusia proveía todo tipo de apoyo a sus tropas en el Donbás.

Esta nueva contraofensiva ucraniana tiene como principal actor al uso inteligente de las armas recibidas por el apoyo occidental, destacan la utilización de misiles de largo alcance provistos por el Reino Unido y los Estados Unidos, cuyo principal objetivo ha sido destruir las líneas de suministros, sitios de acumulación de municiones y puestos de comando rusos (Beale, 2022).

En respuesta a la recuperación de territorio por parte de Ucrania, el presidente ruso Vladimir Putin anunció la movilización parcial de 300,000 reservistas del ejército para brindar soporte a las operaciones militares en territorio ucraniano. Como era de esperarse, la reacción de la población rusa desencadenó miles de protestas civiles con represiones policiales en diferentes ciudades del país. Se habla de alrededor de 1,000 personas detenidas en las primeras horas posterior al aviso presidencial (BBC News Mundo, 2022). En consecuencia, una decisión de esta magnitud ha empujado a un nuevo escenario de posibles flujos de migración masiva, para evitar formar parte de la movilización rusa anunciada.

En una nueva etapa del conflicto, el 26 de septiembre del año en curso, se reportaron dos explosiones submarinas alrededor de las tuberías de los gaseoductos Nord Stream 1 y 2, ubicados en el mar Báltico. Como resultado, según expertos en el tema, se confirmaron cuatro fugas en los oleoductos mencionados. Los funcionarios de la Guarda Costera de Suecia anunciaron que existen dos fugas en lado sueco y dos fugas en el lado danés. Esta acción inició una serie de sospechas sobre un posible sabotaje y como resultado, el gobierno de Ucrania aseguró que las fugas fueron provocadas por Rusia, a lo que calificaron como un ataque terrorista (BBC News Mundo b., 2022).

El último acontecimiento relacionado con el conflicto, se refiere a la organización de un referendo sobre la anexión de las cuatro -4- regiones de Ucrania en donde Rusia tiene mayor influencia: Donetsk y Lugansk –región este-, Jersón y Zaporiyia –región sur-, que representan cerca del 15% de territorio ucraniano. El presidente ruso, Vladimir Putin confirmó a finales de septiembre esta anexión, la cual ha sido condenada por varios estados a nivel internacional.

 A partir del anuncio de Putin, se iniciaría un proceso jurídico que buscaría la aprobación constitucional de la anexión de los mencionados territorios por parte del parlamento ruso –Duma-. A pesar de aquello, está más que claro que muchos estados no reconocerán este proceso (BBC News Mundo c., 2022).

Como se puede apreciar, el conflicto en Ucrania es un enfrentamiento bastante dinámico, pero de una u otra manera, enfrenta los mismos escenarios que cualquiera otra disputa militar en donde el principal afectado, es la población civil que se encuentra desafortunadamente en una situación demasiado vulnerable. Expertos analistas e investigadores mantienen un pronóstico bastante reservado sobre la posible solución al conflicto, debido a que, como la mayoría de los escenarios bélicos del siglo XXI, está conformados por actores proxies quienes mantienen su interés tras el telón de un enfrentamiento armado.

PRINCIPALES EFECTOS DEL CONFLICTO RUSIA-UCRANIA EN AMÉRICA LATINA

En esta sección del artículo, se presentarán algunos ejemplos que reflejan el impacto que ha tenido el conflicto Rusia-Ucrania en la región latinoamericana. Se considera primordial, analizar los diferentes campos en donde las economías y sociedades latinoamericanas han sido golpeadas directamente por las acciones de Rusia durante la invasión a Ucrania. Las cuales se han basado principalmente en bloquear los principales puertos ucranianos, para evitar que sus productos de mayor demanda comercial puedan ser exportados al mercado internacional.

De acuerdo con datos provistos por la Organización de Naciones Unidas –ONU-, se estima que se afecte negativamente el crecimiento económico mundial en un 3.3%. Cuando se habla sobre un impacto regional, este menor crecimiento implicaría una mayor inflación y un gran golpe a la recuperación del empleo (Naciones Unidas, 2022).

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe –CEPAL- realizó estimaciones basadas en el contexto del conflicto. Como se había mencionado, a pesar de los efectos relacionados con el crecimiento de la inflación, el aumento de la volatilidad y los costos financieros, América Latina crecería en un promedio de 1.8%.  En lo que concierne a la economía de los países de América del Sur, se estima un crecimiento de 1,5%, América Central y México en un 2.3% y para El Caribe, el crecimiento sería de 4.7% -exceptuando Guyana- (Naciones Unidas, 2022).

De igual manera la CEPAL menciona una afectación negativa en la dinámica del comercio mundial, lo cual tendría como efecto directo una disminución de la demanda externa de América Latina y El Caribe. En relación a los principales socios comerciales de la región –Estados Unidos, China y la Unión Europea- sus tasas de crecimiento serían menores a las que se esperaban previo al conflicto en Ucrania. Para Estados Unidos se prevé un crecimiento de 2,8% -1.2 puntos porcentuales menos-, China crecería un 5% -0,7 puntos porcentuales menos- y la Unión Europea crecería un 2.8% -1,4 puntos porcentuales menos- (Naciones Unidas, 2022).

Sin embargo, el elemento principal y el que se ha sentido con mucha más fuerza en las economías latinoamericanas es el aumento de precios de los productos básicos: hidrocarburos, algunos metales, alimentos y fertilizantes. Sumado a lo anterior se prevé el alza de costos relacionados con las disrupciones en las cadenas de suministros y por supuesto, la continua interrupción del transporte marítimo (Naciones Unidas, 2022).

El Observatorio de Complejidad Económica –OEC- menciona que la región latinoamericana se abastece de 41.1% de productos agroquímicos provenientes de Rusia, un 21,4% de metales y un 18% de minerales, sumado a una variedad de productos de valor agregado. Tomando como referencia el año 2019, la región latinoamericana ha importado de Rusia un valor total anual de US$6,830 millones. Por otro lado, Latinoamérica exporta hacia Rusia algunas materias primas, productos alimenticios y por otro lado, hay que considerar que la región es un gran puerto de llegada para turistas rusos y ucranianos, fácilmente demostrable durante los últimos años previos al conflicto (Guevara, 2022).

Consecuentemente, con un lento crecimiento y una aceleración de la inflación, se prevé que la pobreza y la pobreza extrema también presenten una elevación sobre los niveles estimados. La pobreza regional alcanzaría 33.7% -1.6 puntos porcentuales más que lo previsto-, a la par con un incremento de 1.1 puntos porcentuales en la pobreza extrema, alcanzando un 14.9%. Esta consecuencia se vería reflejada en un fuerte aumento de los precios de los alimentos a nivel regional con incidencia directa a la lucha contra la pobreza (CEPAL, 2022).

Una vez resaltados varios efectos negativos que han ocasionado un nivel de proyecciones poco favorables para la región, también es necesario ver de una manera muy simplificada, la posibilidad de que existan efectos positivos en áreas específicas como, por ejemplo, fuentes de energía: el petróleo.

Como es de conocimiento general, algunos países latinoamericanos son productores de petróleo, lo cual de una u otra manera es un beneficio para recibir ingresos adicionales con respecto a los demás que no lo tienen. Sin embargo, la realidad de la región latinoamericana nuevamente es golpeada por la inflación, los déficits de infraestructura, la incertidumbre política, situaciones que no permiten aprovechar todo el potencial para lograr una producción óptima (Ramthun, 2022).

Por otro lado, los países productores de petróleo pueden beneficiarse de los altos precios que se cotizan las materias primas, principalmente los países que utilizan la técnica de extracción offshore –petróleo extraído de las capas profundas del océano- ya que pueden recuperar los costos altos de su operación. Por ende, si las materias primas mantienen un alto precio, la producción petrolera en América Latina sería un negocio bastante lucrativo. Sumado a que, en un futuro, es necesario que los países productores no se limiten a la extracción, sino lograr integrarse a mayores fases de creación de valor, lo cual traería muchos más beneficios como la generación de empleo (Ramthun, 2022).

Otro beneficio relacionado con la creciente demanda de materias primas latinoamericanas, podría ser que una parte de la cadena de valor del sector energético, permanezca en la región. Al poder aprovechar el impulso en el sector relacionado con las fuentes de energía, aquel rol de exportador relevante de materia prima que suplante a los clásicos y poderosos proveedores. Se podrían obtener resultados dependientes de los ingresos adicionales que sean invertidos principalmente, en la diversificación de la economía  (Ramthun, 2022).

Una segunda área en donde se podrían resaltar beneficios para la región latinoamericana, sería el sector agrícola. Si ponemos como ejemplo a los países del África y Medio Oriente –Egipto, Somalia o Benín-, Estados que depende del suministro de granos por parte de Rusia y Ucrania; los países latinoamericanos podrían ampliar su oferta exportadora hacia estos destinos. Este escenario invitaría a que nuestra región mejore su posición negociadora en el mercado internacional. Sin embargo, el conflicto en Ucrania arremete con una escasez de fertilizantes, que provienen en su mayoría de Rusia, lo cual se ha convertido en una gran traba para la producción agrícola en la región latinoamericana (Ramthun, 2022).

EL IMPACTO MIGRATORIO: UN CASO ECUATORIANO

          En esta pequeña sección, se ha considerado importante resaltar una situación que tuvo un impacto mediático tanto a nivel nacional como regional, sobre todo por las características del mismo: la situación de los ecuatorianos en Ucrania. El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de la República del Ecuador –MREMH-vivió un desafío único en su historia como nación, en razón a que, por primera vez en su historia, un conflicto internacional provocó una ola migratoria de connacionales que buscaron retornar al país.

          El Viceministerio de Movilidad Humana –VMH- activó un protocolo especial para brindar una respuesta efectiva a la particular situación suscitada y la denominó “Comité de Crisis”, conformado por varias instituciones locales que se encargaron de contactar y monitorear la situación de los compatriotas desplazados por el conflicto y a su vez, brindarles los servicios consulares necesarios para poder efectuar una salida de Ucrania con la finalidad de poder retornar de manera segura al Ecuador (MREMH-VMH, 2022).

La cifra de ecuatorianos en Ucrania previa al conflicto era de 918 personas que representaba un 38% de todos los ciudadanos sudamericanos. Esa cifra estaba compuesta por 585 hombres y 333 mujeres. La finalidad del protocolo fue identificar a los connacionales en territorio, brindar asistencia en sitio mediante personal ecuatoriano que se trasladó a países fronterizos y lograr que los interesados retornen al país mediante tres vuelos humanitarios (MREMH-VMH, 2022).

          El 04 de marzo de 2022, se efectuó el primer vuelo humanitario en el cual retornaron 246 personas, el 05 de marzo se realizó el segundo vuelo con 201 personas y el 14 de marzo arribó el tercer vuelo con 187 personas. El 06 de marzo, 9 individuos -7 ecuatorianos y 2 ucranianas- retornaron a través del vuelo humanitario coordinado con el Gobierno de México y 68 personas retornaron al país mediante vuelos comerciales. En total, al Ecuador retornaron 711 personas: 657 ecuatorianos, 37 ucranianos, 14 colombianos, 1 bielorruso, 1 egipcio y 1 peruano (MREMH-VMH, 2022).

          Considero oportuno recalcar esta acción ejecutada por el Gobierno del Ecuador, principalmente por su naturaleza única en nuestra historia. De una u otra forma, la Cancillería ecuatoriana como eje principal frente a las demás instituciones, logró ejecutar una planificación que se fue construyendo durante las primeras semanas del conflicto convirtiéndose en un gran ejemplo de inmediata reacción frente a un suceso inédito para el país y para las instituciones involucradas.

CONCLUSIONES

          El conflicto en Ucrania se ha convertido en una disputa internacional, que puede ser analizada desde varias perspectivas. El enfoque de este artículo se ha basado en primera instancia en identificar los puntos principales acerca de su inicio y desarrollo hasta el presente. Como se ha podido apreciar, existe una mayoritaria condena internacional a lo que se califica como una “invasión” por parte de Rusia a Ucrania, y los resultados se reflejan no solamente en declaraciones oficiales, sino también en acciones mesurables como por ejemplo las sanciones económicas tanto a nivel de Estado, como a nivel individual y situaciones relacionadas con la exclusión de sus representaciones oficiales en competencias manejadas por organismos como la FIFA o la UEFA.

  Frente a este escenario, Rusia se encargó de buscar acciones de retaliación como el bloqueo de los principales puertos marítimos en Ucrania, lo cual como también se analizó en este documento, ha generado altas repercusiones en la dinámica comercial alrededor del mundo. De igual manera, Rusia ha aprovechado y manejado una de sus fortalezas más importantes –productor principal de gas para Europa- para poner en vilo a la dependencia energética que la región occidental mantiene frente a los rusos, en particular, frente al próximo invierno europeo a contados meses del año en curso.

De igual manera, después de 8 meses de suscitado el conflicto, una de las principales preocupaciones para la comunidad internacional repercute en la impunidad frente a violaciones de Derechos Humanos, tanto a la sociedad civil como a las fuerzas armadas involucradas, ya que como es de conocimiento general, en la actualidad ha resonado bastante el asunto relacionado con crímenes de lesa humanidad, lo cual en caso de ser comprobado, citaría un precedente para una condena ejemplar debidamente fundamentada.

En referencia a la temática migratoria, es de vital importancia resaltar que, a junio del año en curso, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados –ACNUR- recalcó que el conflicto en Ucrania ha generado una de las mayores crisis de desplazamiento humano a nivel mundial. Se habla de alrededor de 4,8 millones de personas en calidad de refugiados, de procedencia ucraniana solamente en Europa (ACNUR, 2022).

A pesar de que los Estados Miembros de la Unión Europea adoptaron medidas únicas, como la activación de la Directiva de Protección Temporal, la cual garantiza el acceso a la protección y a servicios para las personas refugiadas de Ucrania, el anhelado deseo de regresar a su territorio se encuentra constantemente presente en su día a día. Un claro ejemplo, es que muchas personas han decidido emprender un retorno a sus hogares con la finalidad de evaluar la realidad, visitar a sus familiares o intentar ayudarlos a salir (ACNUR, 2022).

Ante lo expuesto, cabe mencionar que los datos presentados en este trabajo, evidencian que los efectos del conflicto en Ucrania hacia América Latina, han sido en su mayoría de impacto negativo. En primera instancia, el crecimiento económico de la región se verá afectada en un menor desarrollo al previsto, previo a la confrontación bélica. Esta acción infiere directamente en generar una mayor inflación para la región, la cual tiene un impacto directo en la generación de empleo.

Sin embargo, como se resaltó anteriormente, el principal elemento negativo para la región latinoamericana radica en el aumento de precios de los productos básicos: hidrocarburos, algunos metales, alimentos y fertilizantes. Ligado al alto precio de los alimentos, surge el tema del incremento en los niveles de pobreza y pobreza extrema que enfrentaría América Latina, si el conflicto continúa con su prolongación.

El futuro de la temporalidad del conflicto es bastante incierto por lo cual, sus efectos en la región latinoamericana seguirán rodeados de incertidumbre. Con la nueva estrategia propiciada por Rusia, relacionada con la anexión de las regiones ucranianas mencionadas, el conflicto podría tornarse mucho más volátil ya que Ucrania entraría en una nueva fase reaccionaria con escenarios bastante complicados, con miras a solicitar mucho más involucramiento por parte de la comunidad internacional.

Para finalizar, también se abordaron algunos puntos que podrían significar un escenario “positivo” para la región latinoamericana como, por ejemplo, maximizar las exportaciones de granos hacia destinos del África y Medio Oriente, suplantando a sus principales proveedores encontrados en el actual conflicto. De igual manera, Latinoamérica podría posicionarse como una de las regiones principales en exportación de materia prima, principalmente en fuentes de energía, como lo es el petróleo.

Referencias

ACNUR. (09 de junio de 2022). ACNUR actualiza las cifras sobre personas refugiadas en Ucrania, incluyendo los últimos movimientos. Obtenido de La Agencia de la ONU para los Refugiados: https://www.acnur.org/noticias/press/2022/6/62a21b184/acnur-actualiza-las-cifras-sobre-personas-refugiadas-de-ucrania-incluyendo.html

BBC News Mundo. (21 de septiembre de 2022). Putin anuncia la movilización de 300,000 reservistas para la guerra en Ucrania. Obtenido de BBC News Mundo: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-62979056

BBC News Mundo b. (22 de septiembre de 2022). La UE denuncia un “sabotaje” en los gaseoducots Nord Stream 1 y 2 en el Báltico y Suecia informa una cuarta fuga. Obtenido de BBC News Mundo: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-63055664

BBC News Mundo c. (29 de septiembre de 2022). Putin confirma la anexión a Rusia de cuatro regiones de Ucrania. Obtenido de BBC News Mundo: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-63076417

Beale, J. (14 de septiembre de 2022). Por qué Ucrania ha tenido tanto éxito en su contraofensiva y qué desafíos enfrenta ahora. Obtenido de BBC News Mundo: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-62889471

CEPAL. (06 de junio de 2022). Guerra en Ucrania acelera la inflación, reduce el crecimiento y aumenta la pobreza en América Latina y El Caribe. Obtenido de https://www.cepal.org/es/comunicados/guerra-ucrania-acelera-la-inflacion-reduce-crecimiento-aumenta-la-pobreza-america-latina

CNN. (23 de julio de 2022). Así ha sido día a día la guerra en Ucrania: datos y cronología. Obtenido de CNN en español: https://cnnespanol.cnn.com/2022/07/23/guerra-ucrania-cronologia-orix/

CNN b. (05 de mayo de 2022). Lo que sabemos sobre la planta siderúrgica de Azovstal en Mariúpol, asediada por las tropas rusas. Obtenido de CNN en español -Mundo-: https://cnnespanol.cnn.com/2022/05/05/azovstal-planta-siderurgica-mariupol-rusia-ucrania-trax/

Guevara, T. (10 de marzo de 2022). La guerra en Ucrania castiga los bolsillos de los latinoamericanos. Obtenido de La Voz de América: https://www.vozdeamerica.com/a/la-guerra-en-ucrania-castiga-los-bolsillos-de-los-latinoamericanos/6479177.html

MREMH-VMH. (2022). Informe de gestión del Comité de Crisis sobre Ucrania. Quito.

Naciones Unidas. (27 de abril de 2022). América Latina y los efectos de la guerra en Ucrania: menor crecimiento, mayor inflación e inestabilidad laboral. Obtenido de Noticias ONU: https://news.un.org/es/story/2022/04/1507802

Ramthun, T. L. (29 de julio de 2022). América Latina: ¿Gana o pierde con la guerra en Ucrania?. Obtenido de Diálogo Político: https://dialogopolitico.org/agenda/america-latina-guerra-ucrania/

La Disputa, visita nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Encuentra otros artículos del autor: Sergio Salazar


[1] Acerca de SWIFT: https://www.swift.com/es/swift-en-espanol

[2] “Región ubicada en el este de Ucrania, que abarca las provincias -rusohablantes- de Donetsk y Lugansk. Recordemos que la región es el principal sitio de disputa entre el Gobierno de Ucrania y las fuerzas separatistas pro Rusia desde el año 2014.” https://www.dw.com/es/donb%C3%A1s/t-61613109

La visita

0
Gabriela Celorio

Laura se sentía bastante inquieta por la llegada de su padre a la ciudad, no lo había visto hace mucho tiempo, cada vez que llegaba esa sensación aparecía.

Siempre era ella quien le recogía en el aeropuerto, siempre se quedaba un par de días y regresaba a la ciudad donde trabajaba, pero esta vez su visita se alargaría a dos semanas. Laura se ofreció a acogerle los últimos dos días de su estancia, esa semana su madre también vendría y no tendría que lidiar con el mal carácter de su papá.

Su papá había traído varios recuerdos y ropa, para Laura había comprado un vestido precioso de terciopelo negro para la cena familiar que organizaban que él venía. Pensó que, para ser su padre, era un regalo extraño, pero agradeció.

Llegó el último día de visita, su madre tuvo que marcharse un día antes, Laura agradeció que su novio Pedro se haya ofrecido en quedarse en casa. No tenía ánimos para lidiar con su padre, nunca le gustó hacerlo.

El día de su partida, Pedro tuvo que ir al trabajo de emergencia, su padre luego del desayuno fue al cuarto de Laura, se quedaron solos en la habitación, ella sudaba, pensó que era su claustrofobia y el verano intenso, se apuró diciéndole a su padre:Salgamos papá, tienes que irte, en tres horas sale tu vuelo.

-Hay tiempo todavía, eres tan linda, te pareces mucho a tu madre.

-Siempre lo repites, por favor salgamos.

-Dame un abrazo

Laura se acercó con desgano y lo abrazó, el perfume de su padre le llevó a un recuerdo de su niñez que no había recordado hasta ese momento, comenzó a temblar.

Laura suplicó y suplicó, como lo había hecho en el pasado…

La Disputa, visita nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Encuentra otros artículos de la autora: Gabriela Celorio

Sin cadenas

0
Paulo Peña

“El Diablo una vez dijo, el mundo piensa que el secreto de la felicidad es encontrar a dios, se equivocan por que el secreto de la felicidad es encontrarme a mi dentro de ti, yo estoy en tu miedo, inseguridades, celos, el día que me encuentres dentro de ti y me superes no tendré donde esconderme y ese día serás una luz.”

Friedrich Miescher

Un joven aventurero decidió un día luchar por lo que anhelaba: dinero, mujeres, y alguno que otro vicio en lo que varía su vida. Tal vez la compare con la vida de un bohemio o de un aventurero, o de una persona que ama el licor. Él compaña sus anécdotas, componiendo una melodía con su fiel amiga: la guitarra.

Han transcurrido dos meses desde que decidió tomar dirección de su vida. Salir del hogar, de los brazos de aquella mujer fuerte y valiente, que es su mamá. Tomar riendas de su propósito de lo que ha propiciado: trabajar, obtener dinero y vivir placenteramente, libre como un pájaro que vuela por los cielos con una felicidad inexplicable, conociendo cada rincón del mundo…

Decidió a qué lugar mudarse, recogió su mochila con apenas dos prendas, a lado su apreciada guitarra. Llega la media noche y el joven está listo para salir de su casa. Sale y camina por la avenida “38”, alzando la mano pidiendo un aventón. Siendo las dos de la madrugada, camina sin cesar y lo único que ha pescado es un resfrío.

El jovenzuelo con los ánimos hasta las nubes –por así decirlo-, toma un descanso en la parada de autobuses, saca su guitarra y compone una melodía que se avanza a escuchar a pocas cuadras de un burdel. Hombres y mujeres estaban encantados por aquel sonido que provenía fuera de aquel lugar.

Una mujer guapa, esbelta, deseada por todos los hombres, lo alcanza a ver y le pregunta

– ¡Hey muchacho! ¿Cuál es tu nombre?

Él muy nervioso le responde Sebastián y ¿Usted? Ella sin titubear contesta:

-En este lugar soy conocida como la “Flor”, pero mi nombre es Esperanza ¿Quieres pasar y tomarte un trago y pasar el rato conmigo?

Él aceptó sin pensarlo. Estando en el burdel, se sentó en una banqueta y platicó con aquella hermosa mujer. Cruzaron varias palabras, él le comentó que está en busca de su destino, un propósito por el cual vivir y ser feliz, ella le preguntó ¿Quieres pasar a mi dormitorio?

Luego de 45 minutos, Sebastián tan fascinado de estar con aquella mujer – no lo podía creer-, por supuesto, antes de marcharse le compone un verso con su guitarra:

Usted dama mía, tan esplendorosa y radiante que me intimida y al verla se me para el corazón.

 Al salir se despide, espero verte la próxima vez le dice…

Retomando su camino por la avenida “38”, falta poco para que amanezca, a lo lejos mira el alba. Toma un descanso en un mirador, el sol aparece, tiene una vista muy hermosa, una panorámica increíble.  Se cuestiona sobre ver toda esta belleza desde afuera en su casa o estar enjaulado por lo común, por lo cotidiano, perdiendo la oportunidad de ver esa obra de arte que es la naturaleza.

Escucha un crujido en su estómago, se apresura a llegar un pequeño pueblito llamado “El Ciego”. En aquel lugar existe lo cotidiano, lo añejo, donde la tecnología no existe. Las personas del pueblo lo miran asombradas al muchacho harapiento, sucio con un hedor fuerte. Todos le cierran las puertas.

Parado en medio del parque con su guitarra comienza a entonar un tema, al escucharlo hacen deleitar sus tímpanos, todos se fascinan con su voz. Unos le dan dinero, otros comida, otros prendas de vestir, es el premio por escuchar por primera vez aquella melodía.

Así se aprovechó de la bondad de las personas por algún tiempo. Cierta madrugada se encontró con un viejo amigo, ¡Hey Sebastián! Te está yendo muy bien al vivir a cosillas de los otros – aún me debes algo que me corresponde.

Sebastián sale despavorido de aquel lugar. Sin que nadie lo note se va y sigue su camino como un errante.

La Disputa, visita nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Tik Tok, el candidato más popular de las elecciones 2023

0
Luis Aguirre
Luis Aguirre

De acuerdo con el calendario del CNE para estas elecciones seccionales 2023, la campaña electoral empieza de manera oficial el 3 de enero del 2023. Las votaciones serían el 5 de febrero del 2023, se elegirán a nivel nacional a 23 prefectos, 221 alcaldes municipales, 864 concejales urbanos, 443 concejales rurales, 4109 vocales de juntas parroquiales y se suman los representantes al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social: 7 en total.

En un reporte inicial existen aproximadamente 63.518 candidatos inscritos a nivel nacional, con un presupuesto aproximado de 20 millones de dólares. En Quito existen 11 candidatos a la alcaldía y 12 para la prefectura, a nivel nacional existen más de 1.000 candidatos para las concejalías.

En esta campaña electoral nuevamente participan los mismos partidos y figuras políticas que han gobernado en el país durante los últimos tiempos:

 El correismo que intenta ocultar su herencia de corrupción, autoritarismo, ineficiencia y prepotencia, divididos en varias vertientes en esta ocasión. Un exalcalde con grillete investigado por corrupción, con su hijo como principal involucrado en estos actos. La derecha que no se logró unificar y que intenta posicionar sus partidos y sobre todo las figuras públicas como candidatos, funcionarios, trabajadores, concejales a la reelección, y un importante sector representante de las organizaciones sociales y populares que participó con decisión y enfrentando la represión en el último paro nacional.

A pesar de las encuestas que han circulado en estos meses, cada una intentando posicionar diferentes datos -evidentemente de acuerdo al candidato que esté pagando la encuesta- serán “más parciales” o menos creíbles, ejercicio antiguo que no sorprende a muchos y que al final devela algunos datos más interesantes.

El electorado ha sufrido una recomposición y cambios frente al último proceso electoral a la fecha: el atravesar por una pandemia casi tres años, el incremento del electorado con jóvenes que van a votar por primera vez (que podrían ser decisivos en estas elecciones), el agotamiento de las personas en general frente a la institucionalidad, al gobierno, la asamblea, la justicia, la policía, entre otros. Son escenarios que son más sentidos en este periodo.

La delincuencia, la inseguridad y el narcotráfico se toman la agenda en estas elecciones, no habrá candidato que no opine sobre este asunto a pesar de que es competencia exclusiva del gobierno central, que con las diferentes crisis carcelarias y el aumento de muertes violentas en el país, le ha quedado muy grande la tarea, demostrando incapacidad, negligencia y corresponsabilidad.

El panorama electoral se toma las redes sociales, tratando de repetir los experimentos de los asesores expertos en medios digitales y elecciones, que en la anterior campaña lograron resultados importantes, posicionando candidatos de la derecha y la derecha correista como los más votados. No se puede olvidar el tik tok del excandidato a la presidencia de la ID del partido naranja, que logró cautivar a un importante escenario de la juventud, mostrándose como el candidato diferente. Fue tan diferente que cuando se desarrolló el último paro nacional fue uno de los primeros en salir a oponerse al mismo, demostrando su naturaleza de clase.

De la misma manera, los zapatos rojos del actual presidente, para refrescar su imagen con la juventud y el esfuerzo del correismo por tratar de posicionar un candidato con menos carisma que una fruta. Estos ejemplos demuestran que las distintas estrategias publicitarias en los diferentes medios de comunicación pueden ser importantes especialmente para los votantes desinformados.

En este nuevo proceso electoral se empiezan a ver los mismos movimientos de los viejos partidos políticos:

Nuevamente, el candidato del grillete utilizando el voley para romper los estigmas de la política de un sector poblacional, realizando esfuerzos enormes por aparecer como víctima en el panorama electoral, sin rendir cuentas frente a los actos de corrupción cometidos en su administración. Otros candidatos recurriendo a las asambleas con sectores poblacionales, en las cuales desfilan los candidatos de diferentes tiendas políticas, las mingas en los barrios para arreglar o entregar algunos elementos necesarios que no han sido atendidos en la actual administración del alcalde saliente, entre otros.

Estos son esfuerzos que intentan limpiar a los viejos candidatos y presentarlos en el inicio de la campaña como lo más destacado, haciendo alusión a los momentos de niñez que teníamos que ponernos el terno, bañarnos y lucir bien para los compromisos de confirmación, comunión u otros sacramentos religiosos, una vez al año “limpios” para ganar votos.

El Tik Tok se ha convertido en el escenario en el cuál se exponen las diferentes candidaturas, acciones, iniciativas de la mayoría de los candidatos. Una verdad es cierta: quien no está en las redes sociales no podría ganar estas elecciones. Desde la sátira, las bromas, la denuncia y las intentonas de aparecer diferentes son lo que se da casi a diario en esta red y otras redes sociales.

¿Será que en las últimas elecciones no están ganando los candidatos ni los partidos o movimientos políticos, sino que realmente están ganando los asesores políticos de campaña? Lo cierto es que estas estrategias a utilizarse, lo que buscan es esconder la naturaleza de clase de la mayoría de políticos, intentan aparecer como “APOLÍTICOS”, como personas capaces y preparadas, como novatos en las elecciones y como personas honradas.

Las propuestas al igual que el candidato y la campaña sufren las mismas manipulaciones, propuestas que ubican el “Yo si puedo”, “soy el único”, “no habrá corrupción”, de la misma manera, esconden los verdaderos problemas de las ciudades del país, propuestas populistas, demagógicas, retardatarias, disfrazan al candidato.

Como electorado es difícil darnos cuenta de estas manipulaciones, sobre todo cuando las prioridades son la economía, el empleo, las fuentes de ingreso económicos, el combate a la delincuencia y la inseguridad, la salud y la educación de calidad accesibles para todos y todas, para la inmensa mayoria de los sectores sociales y populares.

Un importante elemento para tener en cuenta en estas elecciones debería ser entender que al igual que la televisión o Hollywood, la mayoría de lo que se proyecta en las redes sociales (Tik tok, Facebook, Instagram, entre otras) no es real, es producto de un análisis de audiencia, de necesidades y de demandas de la población. Ante esto debemos comprender que en estas elecciones estamos atravesado por una profunda crisis económica, que no podemos contar con autoridades, con alcaldes o concejales que avalen, promuevan o sean auspiciantes de esta crisis económica.

La principal responsabilidad es con nuestros en los hogares, no podemos entregar a los intereses de los grandes grupos económicos, mayormente beneficiados económicamente en la última pandemia, las riendas del destino de nuestras ciudades. Quienes administren ahora los municipios, las prefecturas, las juntas parroquiales deberían ser por lógica los que han luchado junto a nosotros en la bronca, en la manifestación, contra los abusos policiales. Deberían ser los más capaces, pero además los más consecuentes, los comprobados en la lucha, los que tienen una vida intachable, que no han figurado de partido en partido político. Esos son los que deben gobernar ahora, si queremos un cambio, los demás que sigan en Tik Tok.

La Disputa, visita nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Encuentra otros artículos del autor: Luis Aguirre

El medio de comunicación no se responsabiliza por las opiniones dadas en este artículo.

Reseña de la novela Opiniones de un payaso de Heinrich Böll

0
Álvaro Peña

La vida tiene diferentes matices, vista desde la perspectiva de un payaso, a más de jocosa se mira real y cruel.

www.pixabay.com

Las crisis de las situaciones financieras por el mal uso de los escasos recursos que llegaban a sus arcas; las brechas familiares producidas por la rebeldía de sus miembros y de su forma de pensar; los análisis de la forma de comportamientos de los humanos frente a las necesidades del prójimo. Los recuerdos de los días en que algún día fue feliz y que lo mantiene con vida, albergando la posibilidad de volver a los días de gloria; y, la hipocresía de los que profesan las religiones, frente a su ideología, son algunos de los temas que se abordan en Opiniones de Un Payaso.

Opiniones de un Payaso es un libro muy interesante, escrito por Heinrich Böll, (Alemania 1917 – 1985) Premio Nobel de Literatura 1972, reconocido por su pluma excepcional, en cuyo libro narra de forma artística su vida como payaso fallido, cuya profesión está en decadencia debido a la crítica mordaz que hace al sistema político, religioso y social de la época. En sus números (presentaciones artísticas en los escenarios) con cierto toque de picardía y humor negro, critica y cuestiona la forma de vida de la sociedad burguesa, católica y creyente de la Alemania de la postguerra.

Perteneciente a una familia acomodada, de la burguesía alemana, dedicados a la extracción del lignito. Hans Schnier -el protagonista de la novela- escribe en primera persona y a través de una finísima técnica en tiempo presente para dar a conocer la penosa situación real en la que vive, producto de las muchas experiencias con su eterno amor Marie, con su familia, con sus amigos y con su carrera artística.

En cuyo contexto, nos sumerge a través de las recuerdos y flashbacks que nos transportan en muchas ocasiones a situaciones jocosas ordinarias que él aún recuerda con mucha nostalgia y que le han marcado la vida; su carrera se trata de eso, de representar la vida a través de un número artístico en un escenario.

Hans se profesa y confiesa abiertamente ateo, pero a lo largo de la novela prefiguran muchas experiencias y situaciones religiosas que lo hacen cuestionarse realmente la verdad sobre Dios y sobre las personas que creen en él. Marie -su eterno amor- es católica, de quien está enamorado y con quien tiene muchas diferencias ideológicas. Como es obvio, por sus estilos de vida y por los adoctrinamientos que le exige en cuanto se casen, por ejemplo: tener que enseñarles el catecismo a los hijos que lleguen a tener, el matrimonio civil y las cuestiones de dogma y de culto.

El amor que siente por Marie, que en la actualidad ya no está con ella, porque lo abandonó por un católico. Lo hacen soñar con una visita al Papa en Roma, para exponerle sus formas de pensar respecto a las normas que la Iglesia tiene. Anhelaba ese encuentro para plantearle algunas sugerencias al Papa con la idea de flexibilizar la ortodoxia religiosa que mucho daño le ha hecho a la humanidad.

En el fondo de su ser y según el hilo de la historia, Hans cree en Dios, pero no en el dios que la gente de su alrededor profesa, católicos y protestantes. Hay un dialogo muy interesante en el que se nota aquello: Hans confiesa que los católicos le ponen nervioso, porque siempre juegan sucio, que los protestantes siempre le irritan por su manoseo de las conciencias y que los ateos le aburren porque siempre hablan de Dios. Si la gente hiciera lo que debería hacer y si dejásemos de juzgar con los escrúpulos, las cosas tornarían de forma diferente para aquellos quienes anhelan ver un dios todopoderoso, ejerciendo la caridad con el prójimo.

Hans reflexiona: “yo creo que nadie en el mundo entiende a un payaso, ni siquiera otro payaso, porque siempre entran en juego la envidia y la rivalidad”. Dejar de ser actor, profesión que a su familia le hubiese gustado que practique; renunciar a la posibilidad de ser un empresario exitoso, por legado, también de su familia; y, vivir sin el amor de su vida, por ejercer la libertad a través de la comedia (payasería) como profesión, nadie lo entiende.  

Según la religión, la envidia vista como tal es un pecado, porque destruye a quien la practica y a quien la provoca. La rivalidad es consecuencia de la anterior, es una competencia desmedida por escalar y destruir a quien se interpone en el camino. Es lo que llamo yo: la mercantilización y deshumanización de las profesiones, que ocurre en todas las esferas. Me imagino que, en la comedia, es peor esta tarea, porque determinar quién es el mejor, haciendo reír al mundo, debe resultar infructuoso y frustrante.

Hans vive en una lucha constante por vencer el orgullo para aplacar el hambre. Humillarse a pedir dinero en las personas que consideraba sus amigos e inclusive, aceptar las migajas de su padre, que en un acto de benevolencia y caridad “cristiana” le ofrece a cambio de que acepte sus condiciones y mejore su carrera artística, lo ponen entre la espada y la pared. Saber que eres bueno en lo que haces y que no sea valorado porque el sistema exige otras cosas para la armonía del mundo, es cuestión de vida o muerte.

Para Hans, la vida es una fiesta y lo ve reflejado en los afanes de la vida: como un obrero que se alegra por su paga en un sobre, por aquel profesional que cierra un buen negocio y con ello obtiene ganancias. También lo observa en aquella vendedora que se alegra al finalizar la jornada cuando se recoge el cabello y se alista para ir a su casa. Todo es una fiesta, lamenta que su fiesta sea un número, cuya vida solo sea un número, representada en un escenario y vituperada por los asistentes.

Como Hans, cada uno representa un número, una vida, una profesión y una forma de pertenecer al mundo. Las ideologías y su forma de manifestación marcan la diferencia entre lo que es y lo que debería ser. Quienes creemos en Dios, debemos dar muestras aquello, al menos eso espera la humanidad, signos, verdaderos signos.

El meollo del asunto y en el que versa el libro de forma implícita es en el amor. Por amor, él es capaz de renunciar a lo que no cree por vivir con lo que ama y en lo que cree. Él y muchos, grandes y chicos, pobres y ricos, podemos dar crédito que el amor transforma el mundo. De hecho, me gustaría terminar con otro de sus pensamientos: “… hay un punto en que las personas, aunque sea por motivos ideológicos, se vuelven humanos”. Eso es lo que yo llamo fe. Fe en la humanidad.

www.pixabay.com

La Disputa, visita nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Encuentra otros artículos de la autora: Álvaro Peña

Educación Superior: los cupos que nunca llegaron

0
Imagen destacada Gabriela Vivanco Collantes
Imagen destacada Gabriela Vivanco Collantes

Las historias que cuentan sobre el ingreso a la universidad son desalentadoras, pero este panorama se volvió algo más estresante, cuando en 2010 se creó la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Senescyt), luego de expedir la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES).

Pero si revisamos la historia, el libre ingreso a las universidades: fruto de una lucha que finalizó el 29 de mayo de 1969, permitía que cualquier persona accediera a un cupo universitario, sin importar si venían de un colegio público o privado, estatus económico o vínculos familiares.

Sin embargo, en el año 2012, se elimina esta figura, al establecer la obligatoriedad de rendir el Examen de Educación Superior (ENES), como requisito para postular a una institución de educación superior pública en el país.

Esta obligación significó una cuesta arriba para los bachilleres, quienes buscaron alternativas de preparación, como los llamados pre-universitarios, que, en muchas ocasiones, tampoco fueron suficientes.

Según la publicación de Faro titulada “El examen de acceso a las universidades”, el número de postulantes a un cupo universitario se redujo un 39% entre 2019 y 2021. Uno de los datos más relevantes, es que, desde 2012 hasta 2021, no existió concordancia entre el número de cupo ofertados y el número de cupos demandados por los postulantes, es decir, siempre existió un grupo de estudiantes, sin acceso a educación superior.

Aunque el examen tenía por objetivo mejorar las capacidades de los profesionales en el país, a través de un proceso transparente que garantice la igualdad de oportunidades, la realidad era otra. Pues, muchos estudiantes no pudieron acceder a un cupo universitario, acortando aún más sus posibilidades de conseguir un trabajo digno. Orillándoles a buscar universidades privadas, que no siempre están al alcance del bolsillo de los padres.

Existen varios puntos de vista al respecto, para algunos, lo mejor era eliminar el examen que no garantizaba el acceso a la educación superior; para otros, no soluciona nada, pues la problemática central es la falta de cupos disponibles para los estudiantes de bachillerato que se gradúan cada año.

Es decir, no existe una política adecuada sobre Educación Superior, de hecho, el presupuesto para las universidades estatales es reducido, lo que empeora la situación de las instituciones, que no pueden brindar las condiciones adecuadas para sus estudiantes.

Luego están las dificultades de la prueba, no estaba dirigida a un estudiante promedio. Si bien existía esta idea de elevar el estándar, no se ajustaba al tipo de educación que reciben los alumnos en un establecimiento público. De hecho, la única oportunidad que tenían era acceder a un pre universitario; y, aun así, no existía la certeza de aprobarlo con una buena calificación.

Además, con la economía actual, es impensable que una familia con bajos ingresos, con una sola persona con sueldo fijo, que tiene a su cargo mantener el hogar, pueda pagar los costos del dichoso “pre”.

Los puntajes eran otra incertidumbre, pues de ello dependía la carrera a la que, el estudiante podía ingresar.

En todo caso, la última prueba Transformar fue rendida el 2 de septiembre de 2022, de hoy en adelante, ya no será necesaria para ingresar a las universidades públicas, pues cada institución se encargará de establecer su propio mecanismo de admisión, con total autonomía.

Para mí, la Educación Superior se ha convertido en un privilegio para muy pocos, ingresar a esos espacios de la academia debería ser un proceso sencillo y sin complicaciones, que permita a los jóvenes entrar por la puerta grande, sin necesidad de tantas trabas.

No estoy segura si quiero dormir tres días a las afueras de una universidad para conseguir un cupo y no creo que nuestros hijos, se merezcan este maltrato. Tampoco estoy de acuerdo en el hecho de que, tantos postulantes no hayan obtenido un cupo para la universidad, lo que quiero decir, es que el sistema tiene falencias, sin importar si existe una prueba de ingreso o no, y eso es lo que debemos reforzar.

Quienes van a gobernar o dirigir este país deberían tener todas las oportunidades disponibles, para tomar decisiones acertadas sobre su futuro, pero las limitaciones actuales no les permiten, ni prepararse; mucho menos, pensar en el mañana con algo de optimismo.

Nota aclaratoria: este artículo no promueve un lenguaje sexista y está de acuerdo con el uso del lenguaje inclusivo. Pero no utiliza los pronombres el/la los/las o les, para evitar posibles confusiones.

Referencias:

El Universo. (18 de julio de 2022). Se podrá admitir al estudiante en la educación superior únicamente con la nota del examen de grado tomado por el Ministerio de Educación, según Senescyt. https://www.eluniverso.com/noticias/ecuador/se-podra-admitir-al-estudiante-en-la-educacion-superior-unicamente-con-la-nota-del-examen-de-grado-tomado-por-el-ministerio-de-educacion-segun-senescyt-sera-potestad-de-universidades-nota/

Faro. (2022). El examen de acceso a las universidades. https://grupofaro.org/wp-content/uploads/2022/08/FS-Examen-de-acceso-Universidades_compressed.pdf

La Disputa, visita nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Encuentra otros artículos del autor: Gabriela Vivanco

El medio de comunicación no se responsabiliza por las opiniones dadas en este artículo.

Las gemelas

0
Gabriela Celorio

Podríamos decir que eran las 12h00 cuando Martha se encontraba en casa como todos los días preparando el almuerzo para sus hijos y su marido Juan. Su hermana gemela Lucía había decidido irse de mochilera por toda Latinoamérica por dos meses y llegó ese medio día para despedirse de su hermana Martha.

Ellas dos gotas de agua, su hermosa cabellera azabache, mismo peinado: moño alto, flacas al extremo, ojos grandes y de un negro profundo, nariz perfecta, labios casi inexistentes, blancas como esos seres casi inhumanos: pareciera que no tuvieran sangre. Solo les diferenciaba el lunar que tenía Lucía en el cuello. Huérfanas y sin un solo familiar en su vida.

Lucía entró sin tocar la puerta, sorprendió a su hermana con un abrazo fuerte que era sorpresivo y cálido, ella era más fría que una granizada al finalizar el invierno. Martha le preguntó si le pasaba algo – conocía de pies a cabeza a su hermana- lo que Lucía respondió que por fin podrían hablar de algo que le estaba pasando.

  • Martha me he enamorado y me voy con él al viaje.
  • ¿Por qué no le has traído para conocerle?
  • Eso es lo difícil hermana, no sé cómo decirte, pero quiero que sepas que jamás haría nada para dañarte.

Martha empezó a empalidecer, mientras cortaba la cebolla para el refrito.

  • Martha estoy enamorada de Juan, sabes que ha sido mi mejor amigo por años, no lo pude evitar, quería decírtelo yo misma.
  • Él no se atrevió a decírmelo ¿Verdad?
  • No quería causarte más daño, hermana aquí están los papeles, te deja todo: la casa, el carro, todos sus ahorros. Nos vamos a Perú juntos.
  • Di algo por favor… Abofetéame, grita, por favor perdóname…

Las lágrimas salían de los ojos de Martha como las gotas de mar que reposan en el cuerpo, saladas, picosas, molestas y sobre todo dolorosas. Martha siguió picando la cebolla, mientras su hermana la gritaba, la impulsaba a que dé una señal de desprecio, de indignación.

Lucía se acercó para abrazar a Martha, para decirle que la amaba y que sentía tan mal por todo lo que sucedía. Martha se dio la vuelta con su cuchillo favorito con el que cocinaba todos los días y a toda hora, entró suave y perfectamente en el corazón de Lucía. La sangre a borbotones inundaba la cocina nítidamente limpia, salía como si fuera un grifo infinito…

Martha pensó de inmediato, la rebanó como hacía con los pollos enteros que le llegaban cada semana para cocinar, la puso en varias fundas de basura, sin su ropa, quemó su cara para que esté irreconocible y limpió toda la sangre. Le contestó a Juan desde el teléfono de Lucía diciéndole que la recogiera en la estación del centro en tres horas, tiempo suficiente para toda la diligencia.

Puso a Lucía en el auto, junto con su ropa de ama de casa y botó las fundas en la quebrada del pueblo aledaño. Regresó a su casa, se bañó, se puso una mudada de Lucía y su perfume, se maquilló como ella y colocó el lunar con un delineador, también se abofeteó la cara como señal de que existió una pelea y escribió una carta dirigida a Juan:

Juan,

Te amé, te glorifiqué todos estos años, cuidé de tus hijos. Me engañaste con mi hermana y te largas con ella. Dejo todo, la casa, el carro y les dejo a tus hijos. No me busques

Me voy lejos para hacer una nueva vida, cuida de ellos por favor.

Siempre tuya, Martha.

Metió la carta en el bolsillo y tomó un taxi. Llegó a la cita con Juan y le contó como Martha había llorado por la noticia, como había empacado sus cosas, escribió la carta y se había ido.

Desde ese entonces, Martha pinta su lunar cada noche en el baño, se acuesta con su propio esposo y cuida a sus propios hijos con el nombre de Lucía.

La Disputa, visita nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Encuentra otros artículos de la autora: Gabriela Celorio

- Advertisment -