América Latina frente a los impactos del Conflicto entre Rusia-Ucrania

0
Lic. Relaciones Internacionales (USFQ)
M.A. Middle Eastern Studies (Universittà Cattolica del Sacro Cuore, Milán-Italia)
Análisis investigativo sobre Política Exterior del Ecuador, Terrorismo Radical Islámico y actualidad del Medio Oriente.
Actualmente, formo parte del Servicio Exterior de la República del Ecuador.
follow me

Resumen

El conflicto entre Rusia y Ucrania, que se desarrolla desde febrero del 2022, ha generado una variedad de consecuencias en diferentes áreas de las relaciones internacionales a nivel mundial. En esta ocasión, se ha considerado analizar los principales impactos de la confrontación bélica que repercuten en la región latinoamericana.

El presente artículo inicia con un breve análisis cronológico sobre el conflicto entre ambas naciones, resaltando momentos claves con detalles particulares para la comprensión general del lector.

A continuación, se repasan los principales efectos que experimenta la región latinoamericana como resultado de la confrontación bélica entre Rusia y Ucrania. Como punto medular de este trabajo, se presenta el particular caso de la República del Ecuador en uno de los primeros resultados del conflicto: la migración. Finalmente, se presentan una serie de conclusiones, en donde se reafirman los principales efectos positivos y negativos que han impactado en nuestra región.

CRONOLOGÍA RESUMIDA SOBRE EL CONFLICTO RUSIA-UCRANIA:

Para entender los principales efectos del conflicto en Ucrania hacia la región latinoamericana, es pertinente poder señalar los puntos más relevantes del origen de la disputa y continuar con una síntesis sobre el desarrollo del actual problema para América Latina.

En palabras muy concisas, Ucrania es una República Soviética que proclamó su independencia en 1991, pero mantiene una complicada relación con su vecino al noroeste en razón a que, en la última década, ha mantenido importantes acercamientos tanto con la Unión Europea, así como con la Organización del Tratado del Atlántico Norte –OTAN-. Recordemos que este organismo fue creado en 1949 para crear un nivel de resistencia hacia la expansión de la Unión Soviética (CNN, 2022).

En el año 2014, Rusia realizó una invasión a Ucrania y anexó la península de Crimea a su territorio, y, en consecuencia, fuerzas rebeldes prorrusas organizaron levantamientos en el este del país, conformando lo que se conocen como las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk –sostenidas por Moscú. Como resultado se inició una guerra civil que continúa desarrollándose en la actualidad (CNN, 2022).

En el año 2019, Volodymir Zelensky llegó a la presidencia de Ucrania. Zelensky mantiene una alta simpatía por las políticas de occidente y esto impulsó la generación de tensiones. De manera que Rusia comenzó el despliegue de soldados, vehículos y aviones hacia la frontera con Ucrania, previo a una nueva incursión. Para Moscú, la expansión de la OTAN en el este de Europa es el principal argumento como las causas para el desarrollo del conflicto (CNN, 2022).

En febrero 2022, Vladimir Putin anunció el comienzo de una operación militar especial en Ucrania, en donde las tropas rusas cruzan la frontera e invaden territorio ucraniano. Se reportan bombardeos en las principales ciudades –Kyiv y Járkiv-, de igual manera logran la captura de la planta nuclear de Chernobyl.

El presidente Zelensky ordenó una movilización militar general, con el propósito de garantizar la defensa del Estado y mantener alerta a las Fuerzas Armadas de Ucrania. Los días avanzaron con la incursión de tropas rusas desde el norte, este y sur hacia las principales ciudades (CNN, 2022).

La Unión Europa –UE- y Estados Unidos, sumado algunos otros países anunciaron nuevas sanciones contra Rusia, primordialmente en contra de sectores estratégicos financieros, energéticos, de transporte y también hacia las políticas de visados. Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y Canadá comunicaron la expulsión de ciertos bancos rusos de Swift[1] -un proveedor global de servicios seguros de mensajería financiera-, y se inicia la batalla por la capital Kyiv, para lo cual Zelensky promete que Ucrania no caerá y rechaza la oferta por parte de EEUU para su evacuación (CNN, 2022).

La dinámica del conflicto denota una fuerte resistencia por parte de las fuerzas armadas ucranianas frente al poderío militar-logístico de Rusia. Para finales de febrero de 2022, las primeras conversaciones entre las delegaciones de ambos bandos finalizan y se pacta el inicio de un segundo ciclo de negociaciones. Zelensky solicita el apoyo por parte de la UE mediante la solicitud de admisión inmediata al bloque. El rechazo a la invasión es tan grande, que instituciones como la FIFA y la UEFA anuncian la suspensión de la participación de los equipos de fútbol de Rusia, tanto a nivel de selección nacional, así como también a nivel de clubes, hasta nuevo aviso (CNN, 2022).

Durante marzo del 2022, las tropas rusas toman posesión de diferentes ciudades, de acuerdo a su avance progresivo en territorio ucraniano. En una primera instancia, las tropas ucranianas abandonan ciertas ciudades por lo cual se empieza conocer las cifras de las primeras bajas civiles. La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados –ACNUR- reportó que más de 800.000 personas han emigrado a los países vecinos, lo cual empieza a convertirse en la mayor crisis de refugiados de Europa en este siglo. Las delegaciones de Ucrania y Rusia se reúnen por segunda ocasión en la frontera con Bielorrusia, para intentar llegar a un cese de hostilidades. De acuerdo a ambas partes, se establece un corredor humanitario para la población civil (CNN, 2022).

Una de las principales amenazas por parte de la invasión de Rusia, se centró en la planta nuclear de Zaporiyia -la más grande de Ucrania ubicada a 200km de la ciudad de Donetsk-, cuando tropas de ambos bandos provocaron un incendio en consecuencia a los constantes enfrentamientos, que posteriormente fueron controlados por los bomberos ucranianos. El otro punto más vulnerable frente a la invasión rusa es la ciudad porteña de Mariúpol ubicada al sureste de Ucrania. Según datos de la ONU, para estas fechas ya se reportaban más de 1,2 millones de refugiados que han huido de Ucrania en razón del conflicto (CNN, 2022).

La dinámica del conflicto ruso-ucraniano se desenvuelve en una táctica militar en donde, la utilización de misiles de corto y largo alcance, bombardeos por parte de la Fuerza Aérea son las principales herramientas que permiten a las tropas rusas, en territorio ucraniano desplazarse de manera efectiva y coordinada entre soldados y tanques blindados. Como en todo conflicto armado, la población civil resulta la más afectada y condenada a merced del desplazamiento forzado, la violencia y la muerte.

Mientras el conflicto continuó con su desarrollo, algunos medios de comunicación resaltaron posibles atrocidades cometidas por parte del ejército ruso, principalmente cuando existió un retroceso de tropas en las ciudades cercanas a Kyiv, por ejemplo: en Bucha donde se reportaron imágenes de cuerpos de civiles esparcidos por las calles y una fosa común. Otras ciudades donde se encontraron el mismo patrón de asesinatos a civiles fueron Kramatorsk, Borodianka, Makariv. Ucrania está investigando unos 5.800 casos de presuntos crímenes de guerra por parte de Rusia, de acuerdo a la Fiscalía General (CNN, 2022).

Otra de las herramientas principales utilizadas por Rusia frente a las sanciones económicas por parte de algunos países ha sido el de generar un bloqueo general de forma muy efectiva a todo el comercio marítimo que realiza Ucrania. Al cortar los más importantes productos de exportación de Ucrania al mundo -trigo, maíz, cebada, aceite vegetal-, ha generado un impacto no solo en su economía, si no también, se corre el riesgo de que se genere una crisis alimentaria mundial (CNN, 2022).

De igual manera, otro punto estratégico para Ucrania es la planta siderúrgica de Azovstal, ubicada en el sur de Mariúpol, en donde se producen alrededor de 4 millones de toneladas de acero al año, que son exportadas en su mayoría a varios países del mundo, motivo por el cual es considerada como la mayor empresa siderúrgica de Ucrania. Previo al conflicto, la planta proveía empleo a 11.000 personas, entre ellas a muchas dinastías familiares involucradas en la fabricación del acero desde hace mucho tiempo. Este sitio se convirtió en uno de los escenarios de mayor intensidad de disputa entre ambos bandos (CNN b., 2022).

En el inicio del segundo semestre de 2022, la situación referente al conflicto ha mantenido una variedad de dinámicas, principalmente la disputa por el control de la región este de Ucrania y la más significativa para Rusia: El Donbás[2]. La situación en esa región se ha convertido en un verdadero campo de batalla, con mucha destrucción y una gran presencia de tropas rusas controlando prácticamente los puntos más relevante y claves. A pesar de aquello, Ucrania ha logrado grandes avances como el obligar al retiro de las tropas rusas que acechaban Kyiv y también, realizar bombardeos en Crimea, península anexada a Rusia desde el año 2014 (Beale, 2022).

De igual manera, durante el mes de agosto-septiembre del año en curso, las mayores conquistas por parte de Ucrania han sido la recuperación de territorios en la zona de Járkiv. Se habla de alrededor de 3,000 km2 liberados de ocupación rusa, entre los que destacan las ciudades de Izyum y Kupiansk, sitios estratégicos en materia logística donde Rusia proveía todo tipo de apoyo a sus tropas en el Donbás.

Esta nueva contraofensiva ucraniana tiene como principal actor al uso inteligente de las armas recibidas por el apoyo occidental, destacan la utilización de misiles de largo alcance provistos por el Reino Unido y los Estados Unidos, cuyo principal objetivo ha sido destruir las líneas de suministros, sitios de acumulación de municiones y puestos de comando rusos (Beale, 2022).

En respuesta a la recuperación de territorio por parte de Ucrania, el presidente ruso Vladimir Putin anunció la movilización parcial de 300,000 reservistas del ejército para brindar soporte a las operaciones militares en territorio ucraniano. Como era de esperarse, la reacción de la población rusa desencadenó miles de protestas civiles con represiones policiales en diferentes ciudades del país. Se habla de alrededor de 1,000 personas detenidas en las primeras horas posterior al aviso presidencial (BBC News Mundo, 2022). En consecuencia, una decisión de esta magnitud ha empujado a un nuevo escenario de posibles flujos de migración masiva, para evitar formar parte de la movilización rusa anunciada.

En una nueva etapa del conflicto, el 26 de septiembre del año en curso, se reportaron dos explosiones submarinas alrededor de las tuberías de los gaseoductos Nord Stream 1 y 2, ubicados en el mar Báltico. Como resultado, según expertos en el tema, se confirmaron cuatro fugas en los oleoductos mencionados. Los funcionarios de la Guarda Costera de Suecia anunciaron que existen dos fugas en lado sueco y dos fugas en el lado danés. Esta acción inició una serie de sospechas sobre un posible sabotaje y como resultado, el gobierno de Ucrania aseguró que las fugas fueron provocadas por Rusia, a lo que calificaron como un ataque terrorista (BBC News Mundo b., 2022).

El último acontecimiento relacionado con el conflicto, se refiere a la organización de un referendo sobre la anexión de las cuatro -4- regiones de Ucrania en donde Rusia tiene mayor influencia: Donetsk y Lugansk –región este-, Jersón y Zaporiyia –región sur-, que representan cerca del 15% de territorio ucraniano. El presidente ruso, Vladimir Putin confirmó a finales de septiembre esta anexión, la cual ha sido condenada por varios estados a nivel internacional.

 A partir del anuncio de Putin, se iniciaría un proceso jurídico que buscaría la aprobación constitucional de la anexión de los mencionados territorios por parte del parlamento ruso –Duma-. A pesar de aquello, está más que claro que muchos estados no reconocerán este proceso (BBC News Mundo c., 2022).

Como se puede apreciar, el conflicto en Ucrania es un enfrentamiento bastante dinámico, pero de una u otra manera, enfrenta los mismos escenarios que cualquiera otra disputa militar en donde el principal afectado, es la población civil que se encuentra desafortunadamente en una situación demasiado vulnerable. Expertos analistas e investigadores mantienen un pronóstico bastante reservado sobre la posible solución al conflicto, debido a que, como la mayoría de los escenarios bélicos del siglo XXI, está conformados por actores proxies quienes mantienen su interés tras el telón de un enfrentamiento armado.

PRINCIPALES EFECTOS DEL CONFLICTO RUSIA-UCRANIA EN AMÉRICA LATINA

En esta sección del artículo, se presentarán algunos ejemplos que reflejan el impacto que ha tenido el conflicto Rusia-Ucrania en la región latinoamericana. Se considera primordial, analizar los diferentes campos en donde las economías y sociedades latinoamericanas han sido golpeadas directamente por las acciones de Rusia durante la invasión a Ucrania. Las cuales se han basado principalmente en bloquear los principales puertos ucranianos, para evitar que sus productos de mayor demanda comercial puedan ser exportados al mercado internacional.

De acuerdo con datos provistos por la Organización de Naciones Unidas –ONU-, se estima que se afecte negativamente el crecimiento económico mundial en un 3.3%. Cuando se habla sobre un impacto regional, este menor crecimiento implicaría una mayor inflación y un gran golpe a la recuperación del empleo (Naciones Unidas, 2022).

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe –CEPAL- realizó estimaciones basadas en el contexto del conflicto. Como se había mencionado, a pesar de los efectos relacionados con el crecimiento de la inflación, el aumento de la volatilidad y los costos financieros, América Latina crecería en un promedio de 1.8%.  En lo que concierne a la economía de los países de América del Sur, se estima un crecimiento de 1,5%, América Central y México en un 2.3% y para El Caribe, el crecimiento sería de 4.7% -exceptuando Guyana- (Naciones Unidas, 2022).

De igual manera la CEPAL menciona una afectación negativa en la dinámica del comercio mundial, lo cual tendría como efecto directo una disminución de la demanda externa de América Latina y El Caribe. En relación a los principales socios comerciales de la región –Estados Unidos, China y la Unión Europea- sus tasas de crecimiento serían menores a las que se esperaban previo al conflicto en Ucrania. Para Estados Unidos se prevé un crecimiento de 2,8% -1.2 puntos porcentuales menos-, China crecería un 5% -0,7 puntos porcentuales menos- y la Unión Europea crecería un 2.8% -1,4 puntos porcentuales menos- (Naciones Unidas, 2022).

Sin embargo, el elemento principal y el que se ha sentido con mucha más fuerza en las economías latinoamericanas es el aumento de precios de los productos básicos: hidrocarburos, algunos metales, alimentos y fertilizantes. Sumado a lo anterior se prevé el alza de costos relacionados con las disrupciones en las cadenas de suministros y por supuesto, la continua interrupción del transporte marítimo (Naciones Unidas, 2022).

El Observatorio de Complejidad Económica –OEC- menciona que la región latinoamericana se abastece de 41.1% de productos agroquímicos provenientes de Rusia, un 21,4% de metales y un 18% de minerales, sumado a una variedad de productos de valor agregado. Tomando como referencia el año 2019, la región latinoamericana ha importado de Rusia un valor total anual de US$6,830 millones. Por otro lado, Latinoamérica exporta hacia Rusia algunas materias primas, productos alimenticios y por otro lado, hay que considerar que la región es un gran puerto de llegada para turistas rusos y ucranianos, fácilmente demostrable durante los últimos años previos al conflicto (Guevara, 2022).

Consecuentemente, con un lento crecimiento y una aceleración de la inflación, se prevé que la pobreza y la pobreza extrema también presenten una elevación sobre los niveles estimados. La pobreza regional alcanzaría 33.7% -1.6 puntos porcentuales más que lo previsto-, a la par con un incremento de 1.1 puntos porcentuales en la pobreza extrema, alcanzando un 14.9%. Esta consecuencia se vería reflejada en un fuerte aumento de los precios de los alimentos a nivel regional con incidencia directa a la lucha contra la pobreza (CEPAL, 2022).

Una vez resaltados varios efectos negativos que han ocasionado un nivel de proyecciones poco favorables para la región, también es necesario ver de una manera muy simplificada, la posibilidad de que existan efectos positivos en áreas específicas como, por ejemplo, fuentes de energía: el petróleo.

Como es de conocimiento general, algunos países latinoamericanos son productores de petróleo, lo cual de una u otra manera es un beneficio para recibir ingresos adicionales con respecto a los demás que no lo tienen. Sin embargo, la realidad de la región latinoamericana nuevamente es golpeada por la inflación, los déficits de infraestructura, la incertidumbre política, situaciones que no permiten aprovechar todo el potencial para lograr una producción óptima (Ramthun, 2022).

Por otro lado, los países productores de petróleo pueden beneficiarse de los altos precios que se cotizan las materias primas, principalmente los países que utilizan la técnica de extracción offshore –petróleo extraído de las capas profundas del océano- ya que pueden recuperar los costos altos de su operación. Por ende, si las materias primas mantienen un alto precio, la producción petrolera en América Latina sería un negocio bastante lucrativo. Sumado a que, en un futuro, es necesario que los países productores no se limiten a la extracción, sino lograr integrarse a mayores fases de creación de valor, lo cual traería muchos más beneficios como la generación de empleo (Ramthun, 2022).

Otro beneficio relacionado con la creciente demanda de materias primas latinoamericanas, podría ser que una parte de la cadena de valor del sector energético, permanezca en la región. Al poder aprovechar el impulso en el sector relacionado con las fuentes de energía, aquel rol de exportador relevante de materia prima que suplante a los clásicos y poderosos proveedores. Se podrían obtener resultados dependientes de los ingresos adicionales que sean invertidos principalmente, en la diversificación de la economía  (Ramthun, 2022).

Una segunda área en donde se podrían resaltar beneficios para la región latinoamericana, sería el sector agrícola. Si ponemos como ejemplo a los países del África y Medio Oriente –Egipto, Somalia o Benín-, Estados que depende del suministro de granos por parte de Rusia y Ucrania; los países latinoamericanos podrían ampliar su oferta exportadora hacia estos destinos. Este escenario invitaría a que nuestra región mejore su posición negociadora en el mercado internacional. Sin embargo, el conflicto en Ucrania arremete con una escasez de fertilizantes, que provienen en su mayoría de Rusia, lo cual se ha convertido en una gran traba para la producción agrícola en la región latinoamericana (Ramthun, 2022).

EL IMPACTO MIGRATORIO: UN CASO ECUATORIANO

          En esta pequeña sección, se ha considerado importante resaltar una situación que tuvo un impacto mediático tanto a nivel nacional como regional, sobre todo por las características del mismo: la situación de los ecuatorianos en Ucrania. El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de la República del Ecuador –MREMH-vivió un desafío único en su historia como nación, en razón a que, por primera vez en su historia, un conflicto internacional provocó una ola migratoria de connacionales que buscaron retornar al país.

          El Viceministerio de Movilidad Humana –VMH- activó un protocolo especial para brindar una respuesta efectiva a la particular situación suscitada y la denominó “Comité de Crisis”, conformado por varias instituciones locales que se encargaron de contactar y monitorear la situación de los compatriotas desplazados por el conflicto y a su vez, brindarles los servicios consulares necesarios para poder efectuar una salida de Ucrania con la finalidad de poder retornar de manera segura al Ecuador (MREMH-VMH, 2022).

La cifra de ecuatorianos en Ucrania previa al conflicto era de 918 personas que representaba un 38% de todos los ciudadanos sudamericanos. Esa cifra estaba compuesta por 585 hombres y 333 mujeres. La finalidad del protocolo fue identificar a los connacionales en territorio, brindar asistencia en sitio mediante personal ecuatoriano que se trasladó a países fronterizos y lograr que los interesados retornen al país mediante tres vuelos humanitarios (MREMH-VMH, 2022).

          El 04 de marzo de 2022, se efectuó el primer vuelo humanitario en el cual retornaron 246 personas, el 05 de marzo se realizó el segundo vuelo con 201 personas y el 14 de marzo arribó el tercer vuelo con 187 personas. El 06 de marzo, 9 individuos -7 ecuatorianos y 2 ucranianas- retornaron a través del vuelo humanitario coordinado con el Gobierno de México y 68 personas retornaron al país mediante vuelos comerciales. En total, al Ecuador retornaron 711 personas: 657 ecuatorianos, 37 ucranianos, 14 colombianos, 1 bielorruso, 1 egipcio y 1 peruano (MREMH-VMH, 2022).

          Considero oportuno recalcar esta acción ejecutada por el Gobierno del Ecuador, principalmente por su naturaleza única en nuestra historia. De una u otra forma, la Cancillería ecuatoriana como eje principal frente a las demás instituciones, logró ejecutar una planificación que se fue construyendo durante las primeras semanas del conflicto convirtiéndose en un gran ejemplo de inmediata reacción frente a un suceso inédito para el país y para las instituciones involucradas.

CONCLUSIONES

          El conflicto en Ucrania se ha convertido en una disputa internacional, que puede ser analizada desde varias perspectivas. El enfoque de este artículo se ha basado en primera instancia en identificar los puntos principales acerca de su inicio y desarrollo hasta el presente. Como se ha podido apreciar, existe una mayoritaria condena internacional a lo que se califica como una “invasión” por parte de Rusia a Ucrania, y los resultados se reflejan no solamente en declaraciones oficiales, sino también en acciones mesurables como por ejemplo las sanciones económicas tanto a nivel de Estado, como a nivel individual y situaciones relacionadas con la exclusión de sus representaciones oficiales en competencias manejadas por organismos como la FIFA o la UEFA.

  Frente a este escenario, Rusia se encargó de buscar acciones de retaliación como el bloqueo de los principales puertos marítimos en Ucrania, lo cual como también se analizó en este documento, ha generado altas repercusiones en la dinámica comercial alrededor del mundo. De igual manera, Rusia ha aprovechado y manejado una de sus fortalezas más importantes –productor principal de gas para Europa- para poner en vilo a la dependencia energética que la región occidental mantiene frente a los rusos, en particular, frente al próximo invierno europeo a contados meses del año en curso.

De igual manera, después de 8 meses de suscitado el conflicto, una de las principales preocupaciones para la comunidad internacional repercute en la impunidad frente a violaciones de Derechos Humanos, tanto a la sociedad civil como a las fuerzas armadas involucradas, ya que como es de conocimiento general, en la actualidad ha resonado bastante el asunto relacionado con crímenes de lesa humanidad, lo cual en caso de ser comprobado, citaría un precedente para una condena ejemplar debidamente fundamentada.

En referencia a la temática migratoria, es de vital importancia resaltar que, a junio del año en curso, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados –ACNUR- recalcó que el conflicto en Ucrania ha generado una de las mayores crisis de desplazamiento humano a nivel mundial. Se habla de alrededor de 4,8 millones de personas en calidad de refugiados, de procedencia ucraniana solamente en Europa (ACNUR, 2022).

A pesar de que los Estados Miembros de la Unión Europea adoptaron medidas únicas, como la activación de la Directiva de Protección Temporal, la cual garantiza el acceso a la protección y a servicios para las personas refugiadas de Ucrania, el anhelado deseo de regresar a su territorio se encuentra constantemente presente en su día a día. Un claro ejemplo, es que muchas personas han decidido emprender un retorno a sus hogares con la finalidad de evaluar la realidad, visitar a sus familiares o intentar ayudarlos a salir (ACNUR, 2022).

Ante lo expuesto, cabe mencionar que los datos presentados en este trabajo, evidencian que los efectos del conflicto en Ucrania hacia América Latina, han sido en su mayoría de impacto negativo. En primera instancia, el crecimiento económico de la región se verá afectada en un menor desarrollo al previsto, previo a la confrontación bélica. Esta acción infiere directamente en generar una mayor inflación para la región, la cual tiene un impacto directo en la generación de empleo.

Sin embargo, como se resaltó anteriormente, el principal elemento negativo para la región latinoamericana radica en el aumento de precios de los productos básicos: hidrocarburos, algunos metales, alimentos y fertilizantes. Ligado al alto precio de los alimentos, surge el tema del incremento en los niveles de pobreza y pobreza extrema que enfrentaría América Latina, si el conflicto continúa con su prolongación.

El futuro de la temporalidad del conflicto es bastante incierto por lo cual, sus efectos en la región latinoamericana seguirán rodeados de incertidumbre. Con la nueva estrategia propiciada por Rusia, relacionada con la anexión de las regiones ucranianas mencionadas, el conflicto podría tornarse mucho más volátil ya que Ucrania entraría en una nueva fase reaccionaria con escenarios bastante complicados, con miras a solicitar mucho más involucramiento por parte de la comunidad internacional.

Para finalizar, también se abordaron algunos puntos que podrían significar un escenario “positivo” para la región latinoamericana como, por ejemplo, maximizar las exportaciones de granos hacia destinos del África y Medio Oriente, suplantando a sus principales proveedores encontrados en el actual conflicto. De igual manera, Latinoamérica podría posicionarse como una de las regiones principales en exportación de materia prima, principalmente en fuentes de energía, como lo es el petróleo.

Referencias

ACNUR. (09 de junio de 2022). ACNUR actualiza las cifras sobre personas refugiadas en Ucrania, incluyendo los últimos movimientos. Obtenido de La Agencia de la ONU para los Refugiados: https://www.acnur.org/noticias/press/2022/6/62a21b184/acnur-actualiza-las-cifras-sobre-personas-refugiadas-de-ucrania-incluyendo.html

BBC News Mundo. (21 de septiembre de 2022). Putin anuncia la movilización de 300,000 reservistas para la guerra en Ucrania. Obtenido de BBC News Mundo: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-62979056

BBC News Mundo b. (22 de septiembre de 2022). La UE denuncia un “sabotaje” en los gaseoducots Nord Stream 1 y 2 en el Báltico y Suecia informa una cuarta fuga. Obtenido de BBC News Mundo: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-63055664

BBC News Mundo c. (29 de septiembre de 2022). Putin confirma la anexión a Rusia de cuatro regiones de Ucrania. Obtenido de BBC News Mundo: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-63076417

Beale, J. (14 de septiembre de 2022). Por qué Ucrania ha tenido tanto éxito en su contraofensiva y qué desafíos enfrenta ahora. Obtenido de BBC News Mundo: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-62889471

CEPAL. (06 de junio de 2022). Guerra en Ucrania acelera la inflación, reduce el crecimiento y aumenta la pobreza en América Latina y El Caribe. Obtenido de https://www.cepal.org/es/comunicados/guerra-ucrania-acelera-la-inflacion-reduce-crecimiento-aumenta-la-pobreza-america-latina

CNN. (23 de julio de 2022). Así ha sido día a día la guerra en Ucrania: datos y cronología. Obtenido de CNN en español: https://cnnespanol.cnn.com/2022/07/23/guerra-ucrania-cronologia-orix/

CNN b. (05 de mayo de 2022). Lo que sabemos sobre la planta siderúrgica de Azovstal en Mariúpol, asediada por las tropas rusas. Obtenido de CNN en español -Mundo-: https://cnnespanol.cnn.com/2022/05/05/azovstal-planta-siderurgica-mariupol-rusia-ucrania-trax/

Guevara, T. (10 de marzo de 2022). La guerra en Ucrania castiga los bolsillos de los latinoamericanos. Obtenido de La Voz de América: https://www.vozdeamerica.com/a/la-guerra-en-ucrania-castiga-los-bolsillos-de-los-latinoamericanos/6479177.html

MREMH-VMH. (2022). Informe de gestión del Comité de Crisis sobre Ucrania. Quito.

Naciones Unidas. (27 de abril de 2022). América Latina y los efectos de la guerra en Ucrania: menor crecimiento, mayor inflación e inestabilidad laboral. Obtenido de Noticias ONU: https://news.un.org/es/story/2022/04/1507802

Ramthun, T. L. (29 de julio de 2022). América Latina: ¿Gana o pierde con la guerra en Ucrania?. Obtenido de Diálogo Político: https://dialogopolitico.org/agenda/america-latina-guerra-ucrania/

La Disputa, visita nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Encuentra otros artículos del autor: Sergio Salazar


[1] Acerca de SWIFT: https://www.swift.com/es/swift-en-espanol

[2] “Región ubicada en el este de Ucrania, que abarca las provincias -rusohablantes- de Donetsk y Lugansk. Recordemos que la región es el principal sitio de disputa entre el Gobierno de Ucrania y las fuerzas separatistas pro Rusia desde el año 2014.” https://www.dw.com/es/donb%C3%A1s/t-61613109

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí